| 21 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
EL líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi
EL líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi

Golpe del PP a Bildu: le arrebata Durango, Vitoria y otras cuatro localidades

El PP cumple con el compromiso adquirido por Alberto Núñez Feijóo de frenar a Bildu en País Vasco y regalará sus votos al PNV y PSOE para que los de Otegi no gobiernen en seis localidades.

| Hugo Pereira España

Ya lo había anunciado el líder del Partido Popular. Núñez Feijóo ofreció el pasado 30 de mayo los votos del PP a los partidos constitucionalistas para que Bildu no gobierne, al tiempo que alerto de la “preocupación” de la subida de los de Otegi en las urnas. "Pongo desde ya los votos de mi partido al servicio del constitucionalismo para retirar a Bildu cualquier posibilidad de gobierno", incidió. 

Para ello, el Partido Popular, siguiendo el compromiso de Alberto Núñez Feijóo, ha decidido apoyar al PSOE en Vitoria y al PNV en cinco ayuntamientos vascos adicionales, con el objetivo de disminuir el poder institucional de EH Bildu, que llegó a presentar como candidatos a 44 condenados por pertenecer a ETA -siete de ellos por delitos de sangre-. 

Esta estrategia implica que el PP ceda alcaldías sin recibir nada a cambio, en un contexto político vasco en el cual la coalición liderada por Otegi se asegurará gobernar en aproximadamente cien localidades vascas a partir de este sábado.

 

Carlos García le arrebata la alcaldía a Bildu en Durango

Después de cuatro años en la oposición, el PNV ha recuperado la alcaldía de Durango gracias al voto de Carlos García, el único concejal que el Partido Popular obtuvo en las elecciones del pasado 28 de mayo. Durango era el ayuntamiento más grande en el que gobernaba Bildu hasta la fecha. 

Como resultado, la actual alcaldesa, Ima Garrastatxu (EH-Bildu), a pesar de haber sido la candidata más respaldada en los últimos comicios, no logra renovar su cargo. En su lugar, Mireia Elkoroiribe, del PNV, se convierte en la nueva alcaldesa de la localidad vizcaína.  

En una reciente entrevista para ESdiario, el popular Carlos García aseguró que Otegi “está tan nervioso que ha insultado y ha amenazado la candidatura que encabezo”. Por no olvidar que, además, les ha tachado de “fascistas”, aunque solo haya servido para dejar entrever aún más que hay que “sacar a Bildu”. Y lo consiguió.

Durante la investidura celebrada este sábado, la candidata abertzale Ima Garrastatxu recibió el único voto a favor por parte de la plataforma Herriaren Euskubidea, que cuenta con un concejal. Sin embargo, este apoyo no fue suficiente para que Bildu pudiera mantener uno de los feudos tradicionales del PNV.

 

El PP permite al PSOE gobernar en Vitoria

Un caso similar es el de Vitoria. La socialista Maider Etxebarria ha sido elegida alcaldesa de Vitoria-Gasteiz gracias al apoyo del PNV y del PP. El respaldo de estos partidos, junto con los concejales del propio Partido Socialista, le ha permitido obtener la mayoría absoluta necesaria para ser investida.

Así, Etxebarria ocupará el cargo en lugar de Rocío Vitero, la candidata de EH Bildu, cuya lista fue la más votada en las elecciones municipales pero no consiguió los votos suficientes en la sesión de investidura de este sábado para liderar el Gobierno municipal de la capital de Álava.

 

En Kuartango, Zigoitia, Oion y Bernedo tampoco gobernará Bildu

Además de Vitoria y Durango, el Partido Popular también reducirá el control institucional de la izquierda abertzale al votar a favor de alcaldes del PNV en las localidades alavesas de Kuartango, Zigoitia, Oion y Bernedo.

Además, el compromiso que adquirió Alberto Núñez Feijóo de frenar el avance de Bildu también se extenderá en las próximas semanas a la Diputación de Guipúzcoa. En ella, será imprescindible que el PP apoye a Eider Mendoza, del PNV, para evitar que Maddalen Iriarte, de EH Bildu, se haga con el control de una institución clave en este territorio histórico -y clave-, donde los de Bildu ya gobiernan en más municipios que el PNV.