| 25 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pere Aragonés, el futurible presidente de la Generalitat.
Pere Aragonés, el futurible presidente de la Generalitat.

La Generalitat infló las cifras de contagios cuando intentaba retrasar el 14-F

Durante las últimas semanas Cataluña ha venido reportando al Ministerio casi 80.000 casos más de los que en realidad había. Sus responsables lo atribuyen a un error, pero las dudas crecen.

| A.I.M. España

 

La Generalitat de Cataluña está en el punto de mira después de reconocer que en las últimas semanas ha venido notificando cerca de 80.000 contagios más de los que en realidad se estaban produciendo. 

La Consejería de Salud catalana se ha apresurado a atribuirlo a un error en el sistema de conteo, pero las especulaciones sobre si hay o no un doble fondo político debajo no han tardado en surgir. 

Tanto Junts per Catalunya como ERC utilizaron las altas cifras de casos detectados como argumento -o coartada- para posponer las elecciones catalanas del 14 de febrero, cuando en realidad buscaban sobre todo aplacar el efecto Illa

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña declaró nulo el decreto de la Generalitat y mantuvo la fecha del 14 de febrero, con el consiguiente enfado del independentismo, que tildó de "despropósito" el fallo por la situación epidemiológica "compleja" que vivía Cataluña. 

Y ahora resulta que la situación epidemiológica en la que se escudaba la Generalitat no era buena pero tampoco tan mala como decían los independentistas para retrasar sine die la convocatoria electoral. 

Al exministro socialista Miguel Sebastián, que diariamente evalúa los datos y estadísticas que proporciona el Ministerio de Sanidad, el asunto catalán le huele a chamusquina. Así lo ha dejado caer en su cuenta de Twitter, donde ha señalado que en la primera ola eso podía ocurrir, pero que a estas alturas es "impresentable".

 

En concreto son 78.864 los contagios contabilizados de más en Cataluña: el lunes la estadística arrojaba 582.073 y el martes, 503.209. Ello, a su vez, ha pervertido las cifras a nivel nacional durante semanas, sin que el Ministerio se hubiera dado cuenta. 

Según la Consejería de Salud catalana, cada persona que se vacunaba y se daba de alta en la plataforma SiViEs (de ámbito nacional) se contabilizaba como un positivo caso si ya había pasado la enfermedad, de forma que su caso se contaba dos veces. Con un código de identificación diferente al asignado originalmente.

Sea como fuere, Illa acabó ganando las elecciones en votos y empatando con ERC en escaños, aunque todo apunta a que será Pere Aragonés y no el exministro el nuevo presidente de la Generalitat.

Y los pronósticos agoreros de algunos líderes independentistas vaticinando un aumento de los contagios por que la Justicia les obligara a celebrar las elecciones el 14-M no se han cumplido. Este martes el director general de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, reconoció que habían tenido una incidencia "irrelevante".