| 27 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Clara Ponsatí flanqueada por Carles Puigdemont y Toni Comín.
Clara Ponsatí flanqueada por Carles Puigdemont y Toni Comín.

La ex consejera prófuga Clara Ponsatí abandona a Puigdemont escandalizada

Ponsatí, huida en Escocia, ha anunciado que renuncia a seguir en el Consell per la República porque su intento de ser un "Govern en el exilio" ha quedado en una mera ensoñación.

| L.M. España

Las malas noticias se le acumulan al independentismo. A la par que el Gobierno ha decidido excluir la reforma de los delitos de rebelión y sedición de su Plan Anual Normativo 2021, una vez que los presos del procés están todos en la calle, Clara Ponsatí ha puesto otro clavo al ataúd del llamado Consell per la República.

Se trata del órgano que preside Carles Puigdemont desde Waaterloo y que supuestamente iba a ser una especie de Govern en el exilio. Pero que en la práctica es un mero decorado en Bélgica, y Ponsatí se ha acabado dando cuenta.

La ex consejera y eurodiputada, fugada en Escocia desde 2017, ha anunciado en un comunicado que deja el Consell porque es básicamente una pantomima y porque no pinta nada para el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés. Puesto que desde que es ERC y no Junts per Catalunya el partido que preside Cataluña, Puigdemont está si cabe más orillado de la vida política.

"Lamento que un instrumento como el Consell, que podría ser útil para retomar la vía hacia la independencia y hacer efectivo el mandato del 1 de octubre, opere supeditado a las dinámicas de la política y el gobierno autonómicos", denuncia Ponsatí.

La noticia llega días antes de que el independentismo celebre la Diada (el 11 de septiembre), en la que entidades como la ANC intentarán apretar a la clase política para situar el pretendido referéndum nuevamente en primer plano. El lunes Aragonés lo fechó en 2030, aunque después matizó que como máximo.  

En Cataluña están pendientes también de la convocatoria de esa mesa de diálogo que se prevé para la tercera semana de septiembre, y aunque la Generalitat quiere que Pedro Sánchez se siente en ella de momento el presidente del Gobierno se resiste. 

Por lo que se refiere a la reforma de los delitos de rebelión y sedición, en el Plan Anual Normativo de 2020 el Gobierno los incluyó en el último momento para facilitar la negociación de los Presupuestos con ERC. Este año ni eso.

Según el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, "la prioridad" para el Ejecutivo es la recuperación económica y social. "Que recuperemos nuestra vida normal y que el crecimiento económico que vamos a tener se traduzca en bienestar para todos los españoles", resumió al término del Consejo de Ministros. "A futuro, cuando aprobemos futuros planes, iremos viendo", añadió sin demasiado convencimiento.