| 24 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Feijóo y Alejandro Fernández en un acto del PP en Cataluña
Feijóo y Alejandro Fernández en un acto del PP en Cataluña

Feijóo dará la sorpresa en Cataluña: el PP podría ser segunda fuerza en el 23J

La captación de votantes de Ciudadanos, la desmovilización del independentismo y la discreta campaña de Vox, son las claves que maneja el PP en Cataluña.

| Hugo Pereira España

Tras los intensos días que ultiman la campaña electoral, el 23J está a la vuelta de la esquina. Salvo el CIS de Tezanos, los institutos demoscópicos privados clarifican una jornada electoral marcada por la contundente victoria del PP frente a un PSOE que se mantiene pero a la baja. 

Y una contundente sorpresa la dará Cataluña en el 23J. Los populares prevén conseguir un resultado muy superior al de las pasadas elecciones generales del 10 de noviembre del 2019. Si bien hace cuatro años obtuvieron dos escaños en el Congreso, ahora el PP estaría en disposición de conseguir hasta 10 escaños en toda Cataluña. Ello le reportaría la posibilidad de desplazar como segunda fuerza política a los partidos independentistas. 

 

Los datos internos que maneja el PP

“Muy atentos a Cataluña, va a ser histórico el resultado electoral catalán”, así lo advirtió Narciso Michavila, presidente de la demoscópica GAD3, frente a Carlos Herrera en COPE.

Y esa sorpresa muy probablemente la dará el Partido Popular. Tal y como inciden fuentes de la dirección del PP de Cataluña a ESdiario, “el objetivo es llegar a ocho diputados y obtener representación en las cuatro provincias. Es posible, además, con esos números luchar con ERC y Junts por la segunda plaza”. 

Desde la dirección nacional del PP apuntan a este periódico el mismo optimismo. “El PP en Cataluña obtendrá entre seis y ocho escaños”, manifiestan.

Y, ciertamente, el PP está jugando con pronósticos conservadores o modestos. La sorpresa puede ser todavía mayor. “El PP está en disposición de superar los ocho escaños por Cataluña y llegar a los diez”, explican otras fuentes del PP de Cataluña a este periódico. “Tan solo en la provincia de Barcelona se podrían conseguir seis escaños, otro en Gerona, otro en Lérida y hasta dos por Tarragona”, subrayan. En total, diez escaños que podrían obtener los populares en Cataluña en el pronóstico más optimista aunque oficialmente prefieren ser cautos. 

La demoscópica Sigma Dos, apuntó en una encuesta publicada el 10 de julio a una victoria en Cataluña del PSC -ante el descalabro de ERC-, logrando 13 de los 48 diputados que reparte, mientras que el PP empataría como segunda fuerza política -obteniendo 8 escaños- con un Junts que obtendría hasta 9 escaños.

En este mismo sentido, la encuesta publicada el pasado 5 de julio por el Centro de Estudios de Opinión (CEO) apunta claramente a la victoria del PSC en Cataluña, obteniendo entre 16 y 18 escaños, pero le da la segunda posición al PP con hasta 8 escaños -cuadriplicando los 2 diputados que obtuvo en los pasados comicios generales del 10N- y superando, así, a las fuerzas independentistas que quedarían relegadas a la tercera y cuarta posición. Un resultado, desde luego, histórico en Cataluña.

Las claves del éxito del PP en Cataluña

El muy buen resultado que previsiblemente obtendrá el partido de Alberto Núñez Feijóo en Cataluña se explica, tal y como trasladan fuentes de la dirección del PP de Cataluña a ESdiario, por tres motivos.

En primer lugar, porque “mucha gente de Ciudadanos vuelve al PP tras la decepción que sintieron”. Y este es el quid de la cuestión. No es casual que el PP sorprendiera hace unas semanas colocando de cabeza de lista por Barcelona -donde más escaños obtendrán-, tomando el testigo a Cayetana Álvarez de Toledo, a Nacho Martín Blanco. El que hasta hace muy poco era el portavoz de Ciudadanos en el Parlament. Los populares son conscientes de que gran parte del éxito en Cataluña pende de captar a los exvotantes de la formación otrora liderada por Albert Rivera.

En segundo lugar, por “el hartazgo con el procés y la decepción en el mundo independentista”. La desmovilización de los nacionalistas e independentistas catalanes es evidente. Muchos de ellos se quedarán en sus casas y no irán a votar. El previsible abstencionismo que muchos independentistas ejercerán, determinará que el PP pueda obtener la segunda posición en Cataluña.

En tercer lugar, “el ambiente es mucho mejor pero aún queda mucho por hacer”. En este sentido, tal y como traslada otro popular catalán consultado por este periódico, “llevo muchas campañas y antes no se acercaba prácticamente nadie pero en esta campaña se nota otro caldo de cultivo favorable para el PP”. Es más, “el PP es el partido que más actividad está teniendo en la calle”, recalcan a ESdiario.

Adicionalmente, cabe destacar, Alberto Núñez Feijóo no es un político rechazado en Cataluña tan siquiera por el grosso del sector independentista. Al contrario, su procedencia de una nacionalidad histórica como Galicia repercute favorablemente en su capacidad para captar voto catalán. “Feijóo no cae mal en Cataluña, no estamos encontrando insultos ni escraches en esta campaña”, asegura a ESdiario una fuente popular de Cataluña.

Por otra parte, la discreta campaña que está forjando Vox en Cataluña también ha beneficiado al PP. Ciertamente, los de Santiago Abascal se han visto más movilizados para las elecciones municipales que para estos comicios generales.

Las cartas ya están echadas. Ahora queda ver el resultado. Y el 23J está a menos de cinco días.