| 22 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Arturo Pérez-Reverte
Arturo Pérez-Reverte

Reverte se enzarza con Jara y Sedal tras su foto de los jabalíes muertos

El escritor matiza las palabras de la revista especializada en caza y comparte los motivos por los que odia que los cazadores compartan fotos de sus “logros”

| ESdiario España

Arturo Pérez-Reverte vuelve a incendiar las redes sociales con el tema de la caza. Es por todos conocido que al escritor no le gusta la caza, aunque dice que entiende que alguna personas se dediquen a ellos. Sin embargo, después de que publicase en su Twitter una foto de varios cazadores sonriendo al lado de las piezas que habían logrado tras una jornada de cacería preguntándose el motivo de su felicidad, la revista Jara y Sedal ha echado más leña al fuego. 

La publicación especializada en la actividad cinegética subió una noticia a raíz de ese tuit con el título "Arturo Pérez-Reverte se vuelve a meter con la caza, pero los tuiteros no responden como él esperaba”. Algo que no gustó nada al escritor, que respondió con un tuit en el que adjuntó una carta dirigida a un cazador. 

“Anoche hubo movida tuitera en torno a las fotos de cazadores que posan con sus trofeos sin respeto por los animales abatidos, y la revista Jara y Sedal tergiversó otra vez el asunto.  Así que tal vez sea oportuno recordar esta carta que dirigí a un cazador hace un año”, ha apuntado.

En la carta, el escritor asegura que respeta la caza y todas las personas que se dedican a ella, pero asegura que no puede entender el motivo por el que esas personas se sacan después fotos con las piezas que han cazado. Pérez-Reverte, que viene de una larga trayectoria como periodista de guerra, ha cubierto numerosos conflictos bélicos. Por ello en la carta apunta que éste podría ser el motivo por el que no entiende ni comparte que alguien se haga una foto feliz con un cuerpo sin vida en el suelo. 

“Por eso, incluso en los casos más justificables, me desagrada la exhibición pública del acto, el alardeo. Comprendo que tras haber sufrido y peleado por una pieza, el cazador desee conservar el recuerdo para él y los suyos; pero me desagrada (y el desagrado no es un acto voluntario, sino visceral) quien hace públicas esas imágenes presumiendo de haber matado esas vidas inocentes, o posando ante docenas y a veces centenares de animales muertos, que desde luego no se va a comer y cuya muerte tal vez equilibre la naturaleza, pero que sigue siendo un acto duro y triste”, ha asegurado. 

Precisamente estos motivos repitió en una respuesta a uno de los comentarios que tuvo el tuit. Una respuesta en la que el escritor adjuntó una foto de guerra que él mismo tomó en uno de sus reportajes. Una instantánea de 1977 que refleja la crueldad de un conflicto bélico y que marcó a Pérez-Reverte.