| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Puigdemont, en Francia este pasado julio
Puigdemont, en Francia este pasado julio

Puigdemont hace un ridículo histórico y no le votan ni los más ultras del procés

El expresidente fugado solo consigue movilizar a uno de cada cuatro inscritos en el Consell per la República, el órgano que representa la ficción del Gobierno en el exilio.

| Yolanda Lorenzo España

Puigdemont seguirá siendo el líder del Consell per la República, el órgano sin atribuciones creado tras fugarse a Bélgica para ejercer de una especie de Generalitat paralela con los "exiliados" marcando el ritmo de la política.

Su problema, cada vez mayor, es que nadie se ha enterado de ese éxito y ni los más cafeteros del "procés" han participado en a votación para elegir a los miembros de la Asamblea de Representantes, los pata negra del Consell: apenas un 25% de los inscritos con derecho a voto se ha tomado la molestia de depositar su papeleta virtual.

 

A la Asamblea se han presentado más de 500 personas -de las que han sido elegidas 121-, el censo ha sido de 87.833 personas y ha votado solo el 26% del mismo. De los ciudadanos escogidos, un 70% han sido mujeres, frente al 30% de hombres: una movilización discreta que atestiguan el progresivo camino hacia la irrelevancia de Puigdemont, alejado del epicentro político catalán donde ERC y el PSOE siguen su ruta.

Puigdemont si siente el presidente en el exilio, pero lo cierto es que ya no participan en sus votaciones ni los más cafeteros

En todo caso, el expresidente de la Generalitat y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, han sido elegidos como miembros electos de la Asamblea de Representantes del Consell per la República, siendo Puigdemont el más votado y Borràs la quinta. Los exconsellers Clara Ponsatí, Toni Comin y Lluis Puig han sido la segunda, el tercero y el cuarto más votados.

Puigdemont, cansado

Pese al aparente ridículo, en su intervención tras conocer los resultados, Puigdemont ha asegurado que con las elecciones se ha hecho "un paso muy grande en la consolidación institucional de la institución del Consell per la República".

"El Estado catalán no puede ser una copia ni tener inspiración en el modelo español", ha continuado en una intervención tan rimbombante como de escaso impacto: casi nadie ya le escucha y, según personas de su entorno consultadas por ESdiario, él mismo empieza a estar "cansado".