| 23 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Cayetana Álvarez de Toledo con Daniel Sirera en un coloquio
Cayetana Álvarez de Toledo con Daniel Sirera en un coloquio

El anuncio de Cayetana que pone nervioso al independentismo… y al PSOE

La diputada popular llevará al Congreso una iniciativa que obligará a Junts y a ERC a cumplir una ley que se saltan en Cataluña y a los socialistas a retratarse de qué lado están

| Enrique Martínez España

La diputada del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, está dispuesta a ser la pesadilla de los independentistas catalanes y a retratar de paso la complicidad del PSOE sanchista con ellos. Por ello, la popular ha anunciado que presentará en la Cámara Baja una proposición no de ley para instar al Gobierno de Pedro Sánchez para velar por la ley de banderas y símbolos. Es decir, para que pongan la bandera de España en edificios oficiales de Cataluña y no la oculten como hacen ahora.

Cayetana Álvarez de Toledo ha considerado que “el Estado ha fallado en Cataluña y que las administraciones han participado con saña en el incumplimiento masivo de la ley”. La diputada ha destacado que “sólo 170 de los 948 ayuntamientos catalanes, el 18%, tienen colgada la bandera de España” e incluso algunos hasta omiten la bandera catalana oficial para colgar la estelada.

En el propio Palau de la Generalitat de Cataluña tampoco está la bandera de España en las ruedas de prensa y actos oficiales. Sólo ha estado presente en dos ocasiones, en las dos visitas de Pedro Sánchez al Palau de la Generalitat, y cuando empezó la rueda de prensa se retiró.

Cayetana Álvarez de Toledo ha denunciado además “el intento de Pedro Sánchez de destruir la alternancia y perpetuarse en el poder como sea” durante el coloquio 'La bandera de España y el restablecimiento de la legalidad en Cataluña', junto al portavoz del PP en Barcelona, Daniel Sirera.