| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
íñigo Urkullu
íñigo Urkullu

Los socios vascos de Sánchez exigen nuevo estatuto y libertad para los etarras

Tanto el lendakari como los proetarras de Sortu han aprovechado los indultos para recordar al Estado que ellos también son independentistas y quieren más.

| A. Jiménez España

Los indultos son un signo de la "debilidad" del Estado. Lo aseguraron los propios independentistas catalanes y sus vecinos  del País Vasco han tomado nota. Primero llegó el PNV, como partido, y ahora ha sido Íñigo Urkullu en calidad de lendakari, y desde el Parlamento Vasco, donde ha reclamado un nuevo estatuto vasco.

Durante su intervención en el pleno de control,  Urkullu ha afirmado que su responsabilidad como lehendakari es "apoyar el autogobierno" y ha insitido en que el Estatuto de Gernika es una ley orgánica "aún sin cumplir".

 Por ello, ha defendido "la idea de reactivar este debate político aquí y ahora, en este Parlamento, donde reside la soberanía, ahora, en un momento de transformación global", aprovechando que Sánchez está por la labor de conceder más autonomía a las regiones que así lo soliciten para contar con los apoyos parlamentarios de las formaciones soberanistas.

Sin embargo, el líder del PP vasco, Carlos Iturgaiz ha recordado que el tema del nuevos estatus "es viejo, tan viejo como el Plan Ibarretxe". Además, le ha recordado que la actual sociedad es "la menos independentista de las últimas décadas" y el "espejo catalán ha dejado claro" lo que puede ocurrir con "una deriva como esa".

"Ahora queremos saber con quién va a estar usted. La mayoría de los vascos queremos que esté con la convivencia de la sociedad vasca y no con la ruptura y el enfrentamiento entre vascos", queremos que esté con la convivencia y no con la ruptura", ha indicado.

"El pueblo vasco no renuncia a los derechos que le puedan corresponder en virtud de su historia"

Pero Urkullu ha insistido en que el estatuto "debe ser actualizado" porque "el pueblo vasco no renuncia a los derechos que le puedan corresponder en virtud de su historia, que podrán ser actualizados de acuerdo con lo que establezca el ordenamiento jurídico".

"Por nuestra parte, haremos todo lo posible para ensanchar al máximo ese nuevo acuerdo. Más y mejor autogobierno es sinónimo de estabilidad y convivencia. Contribuirá a seguir mejorando el bienestar y las condiciones de vida de nuestra sociedad. Para eso ha de servir el debate sobre la actualización de nuestro autogobierno", ha señalado. 

Sortu pide la libertad de los etarras

Pero además, desde Sortu, han pedido hoy que los presos de ETA salgan de prisión porque considera que "ya han pagado por el daño producido". Además, ha reclamado al PNV que apueste por la soberanía y ha apostado por "reformar profundamente el modelo policial" porque cree que la Ertzaintza rezuma odio hacia los colectivos de la izquierda abertzale.

Arkaitz Rodríguez, líder de la formación integrada en EH Bildu, ha exigido que se ponga fin a la "política de excepción" y "se vaya más allá", por lo que ha apostado por "hablar y reivindicar ya la libertad de todos estos presos". En su opinión, la construcción de una paz "justa, estable y duradera" también exige poner fin a "esta cuestión" y posibilitar que "puedan volver a sus casas".

Según ha expresado, si se afirma que la libertad de los presos de ETA puede "herir ciertas sensibilidades" es "porque estas personas están en la cárcel". "Los militantes de ETA ya han pagado, y de qué manera, por aquella violencia y hechos de los que son responsables. ¿Cuánto han pagado los responsables de la violencia de Estado, los criminales de la guerra sucia, los torturadores? Cero", ha reprobado.

De este modo, Rodríguez ha asegurado que se vive un "agravio comparativo terrible" ya que, mientras "los responsables de la violencia de ETA han pagado, en algunos casos con creces por el daño producido, los responsables de la violencia de Estado no lo han hecho". "Además, mientras la violencia de ETA es pasado, la violencia del Estado continúa siendo presente", ha dicho.