| 15 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Jorge Pueyo durante su discurso en aragonés en el Congreso.
Jorge Pueyo durante su discurso en aragonés en el Congreso.

La vacilada de Vox al diputado defensor del aragonés: “Luego le damos un abrazo"

El otro momento destacado ha sido el del diputado del PSOE Lamuà Estañol, que ha aprovechado su momento de gloria para mandar al bar a los diputados de Vox: "Su sitio preferido del Congreso"

| Raúl Puente España

Este jueves se cerraba el debate sobre las lenguas cooficiales con la discusión de las dos enmiendas a la totalidad con texto alternativo que han presentado PP y Vox para evitar su implantación. Más allá del resultado final, ya esperado, con el rechazo a ambas enmiendas, la sesión ha estado marcada por los enfrentamientos y los dardos constantes entre representantes de partidos. 

Dos han sido los más destacados: uno ha sido la “vacilada” de Pepa Millán, de Vox, al diputado de Chunta Aragonesista, Jorge Pueyo, por su defensa del aragonés; el otro el de Lamuà Estañol, del PSOE, mandando a los de Santiago Abascal al sitio del Congreso que más les gusta: el bar.

Pepa Millán contra Jorge Pueyo y su aragonés

El diputado de CHA, partido de Aragón integrado en Sumar, Jorge Pueyo ya había sido el centro de atención durante los días previos a estos debates por su intervención en la sala de prensa del Congreso de los Diputados defendiendo el aragonés. No solo eso, aseguró que es una lengua perseguida y que ha vivido la represión que supone no haber podido hablar en ella ni en el colegio, ni en el instituto ni en el Congreso (hasta ahora).

Es por ello que la diputada de Vox, Pepa Millán, durante una de sus intervenciones criticando el hecho de que se puedan utilizar las lenguas cooficiales en el hemiciclo, ha hecho referencia a Pueyo y esas palabras que considera demasiadas victimistas.

Y es que para ella, una persona tan joven, nacida en los 90, hablando de represión es exagerado. "Un diputado nacido en los 90, como yo. ¿Qué represión es de la que habla?", se ha preguntado Millán, que ha rematado diciendo que si el también diputado adjunto de Sumar creía que el Congreso "está aquí para darle apoyo porque un profesor le tenía manía en el colegio". Todo ello para acabar con un despectivo “luego le damos un abrazo”.

Como es lógico, Pueyo ha pedido la palabra para replicar a la de Vox. Lo ha hecho para reafirmarse en sus palabras y hacerlo en aragonés. "Nos han estado censurando y reprimiendo toda la vida. Yo no he podido estudiar en mi lengua y los aragoneses no tienen derechos lingüísticos plenos", ha expresado ante los murmullos y las risas que se veían desde el otro lado de la sala. “Aquí no hay respeto”, ha dicho en varias ocasiones, para rematar con esta frase: "No hay una lengua común, sino muchas lenguas comunes".

Diputado del PSOE manda a Vox su sitio preferido: el bar del Congreso

Antes, en una de las primeras intervenciones, el diputado del PSOE Lamuà Estañol, en catalán, ha lanzado un ataque contra los de Santiago Abascal. Un chascarrillo que no habrá gustado desde luego a los de Vox pero al que no han dado excesiva importancia.

Como en el primer día los parlamentarios de Vox, con Abascal a la cabeza, abandonaron el hemiciclo nada más empezar la primera intervención en gallego del diputado del PSOE, José Ramón Gómez Besteiro, Estañol ha aprovechado su momento de gloria para hacer este chiste.