| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Iglesias, este martes justificando la ausencia de Podemos en la capilla ardiente del fiscal Maza.
Iglesias, este martes justificando la ausencia de Podemos en la capilla ardiente del fiscal Maza.

Iglesias desprecia a la familia de Maza en pleno velatorio y alardea en La Sexta

Por la capilla ardiente del fiscal general del Estado han desfilado para presentar sus respetos desde el Rey hasta el presidente del Gobierno; pero Podemos tenía que dar la nota.

| ESdiario España

Representantes de las principales instituciones del Estado, el presidente del Gobierno y varios de sus ministros, así como los líderes de los principales partidos de la oposición, como Pedro Sánchez y Albert Rivera, desfilaron este martes por la capilla ardiente con los restos mortales del fiscal general del Estado, José Manuel Maza.

Sin embargo, Podemos volvió a dar la nota en una cita de marcado tinte institucional y ninguno de sus representantes acudió a la sede de la Fiscalía General, pese a tratarse de la tercera fuerza política del Congreso.

Según se justificó Pablo Iglesias en Al Rojo Vivo, el plante de su formación y el desprecio a la familia de Maza se debe a que "las capillas ardientes tienen algo de homenaje". "No vamos por coherencia", apostilló.  

Este desplante de Iglesias llega después de la polémica generada por el dirigente de Podem, Cristian Fernández, que tras conocer la muerte de Maza publicó un tuit humillante brindando por su fallecimiento.

El rey Felipe VI  sí visitó la capilla ardiente y permaneció  junto a los familiares del jurista una media hora y por unos minutos no coincidió con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se había ido un poco antes.

A la sede de la Fiscalía General del Estado acudieron además a rendir homenaje a Maza, entre otros, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal y la práctica totalidad de la cúpula judicial y fiscal, además de importantes personalidades de la política como el presidente del Senado, Pío García-Escudero o el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

Rajoy destacó a la salida de la capilla que Maza fue una persona "recta, justa, equilibrada, sensata" además de alguien "conocedor de la realidad en la que se movía". Mientras que Cospedal mostró su pesar por la pérdida del que dijo que fue "gran servidor publico y un gran patriota" y apuntó que aplicó la máxima de que "la ley tiene que ser igual para todos y estar por encima de todo".

El Rey Felipe VI firma en el libro de condolencias en la capilla ardiente del fiscal general, José Manuel Maza.

 

Igualmentepasaron por allí magistrados del Tribunal Supremo, del que Maza formaba parte, vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; la exvicepresidenta Teresa Fernández de la Vega y diputados como Margarita Robles, quien fue su compañera en el alto tribunal. También juristas y amigos personales del fallecido como Adolfo Prego y el que fuera fiscal Anticorupción Manuel Moix.

El féretro llegó poco después de las ocho de la mañana a la sede de la Fiscalía General, donde fue recibido por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y los presidentes del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, Juan José González Rivas y Carlos Lesmes, respectivamente. A esa hora también se encontraba allí el presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Manuel Marchena y el teniente fiscal del Supremo Luis Navajas, que ha asumido el cargo de fiscal general en funciones.

La sede de la Fiscalía General del Estado, ubicada en la madrileña calle Fortuny, acoge hasta las seis de la tarde de este martes la capilla ardiente Maza. Sus restos mortales llegaron esta madrugada al aeropuerto de Barajas en un vuelo regular desde Buenos Aires.

El fiscal general del Estado se encontraba desde el pasado 14 de noviembre en Argentina, donde participaba en la Asamblea Iberoamericana de Ministerios Públicos, y allí tuvo que ser ingresado tras sentirse indispuesto. Un día después su situación empeoró y se produjo su fallecimiento por una infección generalizada.