| 19 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pedro Sánchez en la investidura
Pedro Sánchez en la investidura

Sánchez se presenta como el ‘salvador’ ante la derecha ocultando sus pactos

El candidato a presidente del Gobierno está 40 minutos alertando de “los peligros ultras” sin concretar medidas ante el revuelo de la bancada del PP: “parece Óscar Puente”

| Enrique Martínez España

Más de 40 minutos se ha tirado Pedro Sánchez de su discurso de investidura hablando de la “ultraderecha” -palabra que habrá repetido en innumerables ocasiones- sin decir nada concreto salvo presentarse a sí mismo como el muro de contención frente a lo que ha denominado “derecha retrograda”, sin explicar sus pactos con otras fuerzas o exponer su programa.

Así, Pedro Sánchez ha presentado un panorama negro por los pactos municipales y autonómicos de PP y Vox y que él viene “a defender que descartemos la política del insulto, del odio y de la crispación, que aparquemos el negacionismo climático, el machismo, el clasismo y la xenofobia”, todos los mantras habituales del PSOE.

El candidato a presidente del Gobierno ha ido citando uno por uno los pactos del PP como en Madrid, Valencia o Extremadura, a los que ha acusado de "reducir el gasto en Sanidad Pública o han dejado a miles de niños sin plaza en escuelas infantiles y comedores escolares, todo ello al mismo tiempo que se han subido el sueldo, aumentando el número de asesores, ejerciendo toda clase de nepotismos”, algo que ha provocado el abucheo de la bancada del PP por la inexactitud de algunos datos.

Pero Sánchez ha seguido con el miedo a la ultraderecha señalando que “si seguimos normalizando a la ultraderecha, si le seguimos dando cotas de poder, van a ir elevando su agresividad y se irán mimetizando con sus referentes internacionales” y añadiendo “el único muro eficaz contra las políticas de ultraderecha en comunidades y ayuntamientos ha sido el gobierno de coalición progresista de España”.

Y entre tanta “ultraderecha”, Pedro Sánchez sólo ha expresado dos compromisos: el reconocimiento del Estado de Palestina y un pacto de estado por los derechos LGTBI. Hasta que no ha pasado casi una hora el candidato a presidente no ha comenzado a exponer sus medidas.

El PP se ha revuelto en su bancada con acusaciones de “mentiroso” a Pedro Sánchez y denunciando que “parece que ha venido a hacer oposición a las comunidades autónomas y a criticar a Feijóo”. “40 minutos y ni una palabra de lo que nos trae hasta aquí, que son sus pactos”. Fuentes del PP critican que “es un discurso de oposición que habría podido firmar Óscar Puente, el tono no está a la altura” porque Pedro Sánchez no ha dicho ni una palabra de los famosos acuerdos que le han llevado a ser de nuevo presidente.