20 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Felipe González

Felipe se harta de Sánchez y pregunta cuándo va a parar el "desguace" de España

El expresidente calienta ya la respuesta interna, a horas de presentar el libro de Rubalcaba, con un mensaje inequívoco a Pedro Sánchez y una réplica a la "joven" Adriana Lastra.

Felipe González no está dispuesto a consentir que Sánchez se adueñe de las siglas del PSOE. Las palabras de Adriana Lastra pidiendo a los dirigentes históricos del partido que den paso a las nuevas generaciones ha sentado muy mal al expresidente que no ha dudado en responder a la portavoz socialista: "A mí no me van a mandar callar", ha señalado del expresidente del Gobierno.

Además, en una entrevista en Onda Cero, con Carlos Alsina, ha asegurado que "hay cosas que no entiendo", respecto a las decisiones que está tomando Pedro Sánchez, por lo que se siente "en orfandad" en este nuevo PSOE que ya ha traspasado algunas de las principales líneas rojas, como en el caso de los pactos con Bildu.

 De hecho, considera que  "que ni ERC ni Bildu están interesados en un proyecto que fortalezca a España como espacio público compartido" y ha negado que ambas formaciones estén en el mismo espacio político que el Gobierno, puesto que, a su juicio, "no es progresista ni es de izquierdas querer romper España".

Por ello, cree que los acuerdos que ha formado el PSOE con ambas formaciones "tienen implícitas unas contradicciones que no permiten hacer un proyecto de país", aunque sí que entiende el papel de Unidas Podemos y de Pablo Iglesias, ya que "su estrategia es llevarnos a un estado plurinacional".

Sin embargo, sí que ha lanzado un mensaje para los seguidores morados y los propios socialistas que aseguran que el expresidente está cada día más cerca de la derecha que de las ideas del PSOE y ha asegurado que "hay gente a la que le faltan ideas y se ponen una coraza".

Pero lo que tiene claro Felipe González es que la incertidumbre existente, tanto por la pandemia, como por la inestabilidad política han hecho que el Gobierno no tenga una "hoja de ruta" clara y ha pedido un poco más de altura de miras. Estar en el "exige tener in proyecto a medio y largo plazo, más allá de unos Presupuesto de 2021", aunque ahora esa es la única prioridad de Sánchez.

Para terminar, fue aún más claro con respecto a la línea emprendida por sus sucesor en el PSOE, desmontando la idea sanchista de que, en resumen, el fin justifica los medios: lo importante no son solo los objetivos, vino a decir, "sino si realmente si esos objetivos definen que España es un proyecto de futuro y es un estado de nación y no va a permitir que se desguace con las autodeterminaciones, en algún momento eso tiene que quedar claro".

El libro de Rubalcaba

Las palabras de González han elevado la expectación al máximo para este jueves por la tarde, cuando participará en la presentación del libro "Rubalcaba, un político de verdad", escrito por el exdirector de El País, Antonio Caño, para Plaza y Janés. Con testimonios de todos los grandes dirigentes del PSOE a excepción de Sánchez, con quien el fallecido dirigente no mantenía relación alguna desde su salida de la primera línea.

Fuentes socialistas confirman a ESdiario que se espera un pronunciamiento claro del expresidente con respecto a la situación política de España y la deriva del PSOE, e incluso reconocen que se ha querido sumar a Felipe a manifiestos como el de la defensa del español en Cataluña para lanzar un mensaje.

El reciente aniversario del asesinato de Ernest Lluch fue otra de las citas señaladas para escucharle su diagnóstico, pero la cercanía del acto "literario" ha depositado todas las esperanzas en este evento.