| 22 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Yolanda Díaz
Yolanda Díaz

Yolanda Díaz lanza una OPA a Sánchez para ocupar el espacio del PSOE

La 'candidata designada' no quiere conformarse con el hueco que quiere Sánchez que ocupe, a su izquierda, sino que quiere ir a más y ya lo ha dicho públicamente.

| Andrea Jiménez España

Sánchez siempre ha visto con buenos ojos el ascenso de Yolanda Díaz. El 'frente amplio' que pretende construir serviría de apoyo al PSOE de cara a unas futuras elecciones, consciente de que las mayorías absolutas ya son inviables, y, con una plataforma fuerte, podría reeditar el pacto y así mantenerse en el Gobierno. Sin embargo, la vicepresidenta no lo ve así, no quiere quedarse solo en estar a la izquierda de los socialistas, sino que quiere ir a más y ya ha lanzado su 'OPA' en busca de 'cazar' al electorado del propio Sánchez 

"No me gusta nada (...) Yo trabajo para la sociedad en su conjunto y las políticas que despliego son para la mayoría social. Yo no quiero estar a la izquierda del PSOE, le regalo al PSOE esa esquinita. Eso es algo como muy pequeño y muy marginal. Yo creo que las políticas que despliego son transversales", ha zanjado en una entrevista a 'Radiocable'.

"Este debate, este presunto regalo que nos quisieron hacer. Fíjese,  la extrema izquierda, no la quiero, nunca he trabajado así, con fetichismos ideológicos, y no lo voy a hacer", ha ahondado la también ministra de Trabajo para citar el caso de la sanidad pública, una materia que no es "ni de izquierdas ni de derechas, sino de la ciudadanía española". 

De hecho, Díaz ha insistido en este asunto y  ha desgranado que ella nunca trabaja "desde la izquierda de la izquierda", pues lo que le "seduce" es "pensar un país en grande" donde quepan "prácticamente todos" y demostrar, desde posiciones aglutinantes, que España tiene "enorme potencialidad para ser mejorada y cambiada".

No quiere "etiquetas" ideológicas

Bajo esta perspectiva, Díaz ha enfatizado que poner "etiquetas" ideológicas no es positivo y ha defendido la construcción de proyectos de unidad desde las "posiciones concretas", donde "muchos" se pueden encontrar en un proyecto "más allá" de las propias convicciones.

De esta forma, ha subrayado que el "reto apasionante" y donde quiere estar la vicepresidenta es en tejer un proyecto de mayorías sociales, con protagonismo de la ciudadanía, donde prime el diálogo, y que despierte "entusiasmo" para imaginar un futuro mejor.

Así, Díaz  pone boca arriba sus cartas al demostrar que, pese al deseo de Sánchez de mantenerla a su izquierda, como muleta de cara a las próximas elecciones, ella apuesta directamente por fagocitar al electorado socialista. Una apuesta que, según ha explicado, comenzará el próximo año.

Yolanda Díaz asegura que su proyecto comenzará el próximo año, pese a que la 'cumbre de lideresas' de Valencia ya sirvió para lanzar su proyecto

Y es que, la también ministra de Trabajo quiere dejar zanjadas las cuestiones que la ocupan, como la reforma laboral, una normativa que, además, servirá para ganar terreno de cara a los votantes y seguir pescando en caladero socialista, después de haber aireado las disputas internas en el seno del Gobierno.

Será entonces, según asegura, cuando arrancará el proceso de escucha activa a la ciudadanía "con la mirada puesta en levantar e imaginar un país" para la próxima década, reto al que pondrá "enorme cariño e ilusión". "Cuando escuche mucho pensaré luego lo que tenemos que hacer colectivamente", ha ahondado la líder de Unidas Podemos en el Ejecutivo.

Sin embargo, ya nadie duda de que no tenga la mirada puesta en ese proyecto, y más de después del encuentro entre las 'lideresas' de la izquierda que tuvo lugar en Valencia y que sirvió de puesta de largo, pese a que todas las actrices lo nieguen, del llamado 'frente amplio'.

Quiere que los partidos progresistas estén en esta plataforma pero ya se verá su papel porque deben actuar, como ella, como "simples herramientas"

Por otra parte, una vez que desde Podemos se mira con recelo la apuesta de Díaz y Errejón incluso rehuye la cuestión, ha reiterado que este proyecto "no va de formaciones políticas" y que, aunque puede haber gente en su espacio que puedan ver su postura como "my naif", el protagonismo debe recaer sobre la sociedad, sobre todo cuando se percibe a los partidos ahora como un "obstáculo".

Por tanto, ha pedido cambiar esa concepción "muy masculina, muy centralizada y muy jerarquizada" para hacer las cosas de otra manera. En este sentido, ha asegurado que quiere que los partidos progresistas estén en esta plataforma pero ya se verá su papel porque deben actuar, como ella, como simples herramientas. Y es que su objetivo no es solo "unir a la izquierda" sino que la sociedad sea "imprescindible" para que "hable" y esté todo el mundo posible.

De esta manera, Díaz acaba de un plumazo con el discurso que se pretende imprimir desde el seno socialista, que deja a su frente amplio como un reducto a la izquierda, y quiere ir más allá, con la intención de, incluso, fagocitar al votante del PSOE y alcanzar ese sorpasso con el que siempre soñó Pablo Iglesias.