22 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El aplaudido mensaje del Rey sobre las víctimas en la cara de Sánchez y Marlaska

Felipe VI ha tenido palabras inequívocas contra el olvido, el desprecio y la equidistancia. Gritos de "Sánchez, dimisión" y "Marlaska, traidor" a la llegada del presidente y el ministro.

| J.R.V España

 

Mientras Bildu, socio de Pedro Sánchez en el Congreso, mostraba su rechazo a la inauguración del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, el líder del PSOE y su ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, han podido escuchar en primera persona el aplaudido y contundente discurso del Rey Felipe VI en tan solemne acto, una jornada llena de emoción y dolor en la que tambien ha estado presente el lendakari, Íñigo Urkullu.

El Jefe del Estado, que ha viajado hasta Vitoria junto a la Reina Letizia, ha subrayado que las víctimas del terrorismo son  uno de los "pilares" de la democracia española. Y ha advertido de que "la memoria de las víctimas del terrorismo es consustancial a nuestros valores constitucionales".

"Un elemento esencial para evitar cualquier legitimación o justificación del terrorismo y para que no se vuelva a repetir el injusto dolor causado a las víctimas", ha destacado el Monarca, que ha utilizado en ocasiones el euskera en sus palabras. Los Reyes han sido recibidos al llegar al acto con gritos de ¡Viva España!. En contraste, se han podido escuchar lemas de Sánchez, dimisión y Marlaska, traidor

Felipe VI ha recordado que las Cortes Generales aprobaron en 2011 por unanimidad la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo, que subraya "el valor de la memoria como la garantía última de que la sociedad española y sus instituciones representativas no van a olvidar nunca a los que perdieron la vida, sufrieron heridas físicas o psicológicas o vieron sacrificada su libertad como consecuencia del fanatismo terrorista".

El Rey ha destacado, asimismo, que el preámbulo de esa ley destaca que "el Estado salvaguarda así el recuerdo de las víctimas del terrorismo con especial atención a su significado político, que se concreta en la defensa de todo aquello que el terrorismo pretende eliminar para imponer su proyecto totalitario y excluyente".

En la misma línea, ha subrayado que la ley subraya que "la significación política de las víctimas exige su reconocimiento social y constituye una herramienta esencial para la deslegitimación ética, social y política del terrorismo".

 

 

Por su parte, el presidente del Centro Memorial, Florencio Domínguez, ha advertido de que la memoria de las víctimas "no debe ser neutral ni equidistante frente a la violencia". En su intervención, el presidente del memorial ha afirmado que este espacio tiene como principal objetivo "transmitir al conjunto de la sociedad un conocimiento real de la historia de la violencia con pretensiones políticas y de las víctimas que provoca".

Domínguez ha recordado que han pasado casi diez años desde que el Congreso de los Diputados aprobó la Ley de reconocimiento y protección integral a las víctimas del terrorismo, en la que se incluye la creación de un centro para la memoria de los damnificados por la actividad terrorista.