14 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Arrimadas, en un acto de la campaña del 4-M.
Arrimadas, en un acto de la campaña del 4-M.

El desastre de Arrimadas en Murcia desata la guerra de Cs en los tribunales

Los fieles a la dirección nacional, liderados por Ana Martínez Vidal, llevan al Constitucional a sus compañeros que desertaron tras el pacto con Sánchez para la moción de censura fallida.

| ESdiario España

Mientras Ciudadanos trata a la desesperada de evitar la quiebra definitiva del partido en las elecciones del 4-M e Inés Arrimadas adelanta su intención de seguir en el cargo sea cual sea el resultado de Edmundo Bal, las guerras internas en la formación naranja lejos de apaciguarse se recrudecen aún más.

Murcia, el escenario del gran fiasco de Arrimadas que ha desembocado en los comicios en la Comunidad de Madrid, acoge una guerra total en los tribunales entre las distintas facciones de Cs.

Así, la dirección nacional va a presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional después de que la mesa de la Asamblea regional de la Región de Murcia haya rechazado los dos escritos presentados por los diputados de la formación, Ana Martínez Vidal y Juan José Molina, contra los cambios en el Grupo Parlamentario de Ciudadanos, "secuestrado" -según los oficialistas murcianos- por la mayoría de diputados que desertaron tras la moción contra el PP y en el que se han hecho con la portavocía.

"Los diputados legítimos de Ciudadanos nos encontramos vetados y silenciados de la forma más escandalosa: no podemos asistir a las comisiones y no tenemos voz en los plenos, mientras que los tránsfugas expulsados del partido usan el grupo parlamentario para defender ideas al dictado del PP. Con esto, el PP se ha asegurado la mayoría parlamentaria que no obtuvo en las urnas", ha denunciado Ana Martínez Vidal, la candidata frustrada a la presidencia de la Comunidad.

La coordinadora de Ciudadanos ha subrayado que "estamos viviendo una situación injusta y antidemocrática. Lucharemos hasta el final en los tribunales de justicia para defender nuestros derechos como únicos diputados legítimos del grupo parlamentario. Hay que acabar con este tipo de prácticas que corrompen y devalúan nuestra democracia".