| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Begoña Gómez y Pedro Sánchez en una imagen de archivo
Begoña Gómez y Pedro Sánchez en una imagen de archivo

Moncloa enfría su ataque a Ayuso’: ¿una tregua calculada o miedo a su reacción?

Desde que la presidenta de la Comunidad de Madrid ha contraatacado con Begoña Gómez como argumento, ni Sánchez ni sus ministros han vuelto a mencionarla.

| Benjamín López España

Moncloa no quiere ni oír hablar de Begoña Gómez. Es un tabú. Mejor ni pronunciar su nombre. Quizás por eso se ha apreciado un cambio de estrategia en las últimas horas respecto al novio de Isabel Díaz Ayuso. Ha sido pasar al ataque la presidenta madrileña, a tumba abierta contra la esposa del presidente, y el silencio se ha impuesto en Moncloa y en Ferraz. Veremos si es algo puntual. 

Pedro Sánchez, que había pedido la dimisión de Ayuso en siete ocasiones, no lo hizo en el mitin en el que bautizó a Diana Morant como nueva líder del PSOE en la Comunidad Valenciana. Tampoco Pilar Alegría, portavoz del Gobierno, ha mencionado a Ayuso ni a su novio este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Y eso que en las últimas comparecencias se había ensañado con ella. También TVE, que en sus Telediarios había convertido el tema en un asunto de portada, ha enmudecido este martes santo. 

Ayuso: "Nunca había pasado que la mujer del presidente del Gobierno, proviniendo de otros sectores, empezara en otros a hacer negocios y las decisiones de estos negocios se llevaran al Consejo de Ministros"

Es evidente que hay un cambio de estrategia en la Moncloa. De hecho cuando se pregunta allí por Begoña Gómez y por Ayuso, la respuesta del Gobierno es que están cansados, “hartos”, de la presidenta de la Comunidad de Madrid y de sus ganas de confrontación. Una respuesta sorprendente cuando ha sido el Gobierno el que filtró datos de su novio, fiscales y judiciales, y los amplificó a bombo y platillo para fabricar un ‘escándalo’ de la nada. Los estrategas del Gobierno están cansados del tema que ellos mismos han montado.

Ayuso va a por todas contra Begoña Gómez

La pregunta que surge de manera inmediata es a qué se debe este giro en la actuación de la Moncloa. Podría deberse a querer enfriar el asunto después de ver la reacción de Ayuso, quien lejos de amedrentarse ha contraatacado con fuerza pidiendo explicaciones a Pedro Sánchez y a su esposa, Begoña Gómez.

Además de pedir que tanto Sánchez como su mujer den explicaciones urgentes “porque es un clamor en España lo que sucede”, ha asegurado que estamos ante un asunto inédito. “Nunca había pasado que la mujer del presidente del Gobierno, proviniendo de otros sectores, empezara en otros a hacer negocios y las decisiones de estos negocios se llevaran al Consejo de Ministros, que está su marido, el propio presidente del Gobierno”, ha afirmado al respecto.

 

En cualquier caso, el repentino silencio del Gobierno sobre el novio de Ayuso puede deberse a una simple cuestión de ahorro de munición, una tregua en plena Semana Santa cuando los ciudadanos están a otros asuntos más lúdicos.

Y es que la próxima semana sin duda el tema volverá a estar en primera línea: se crea la comisión de investigación en el Congreso sobre la compra de mascarillas durante la pandemia y ahí el PSOE y sus socios citarán a declarar a Ayuso con bastante probabilidad. Además, dentro de dos meses, el 20 de mayo su novio tendrá que ir a declarar ante la juez por sus problemas fiscales. Veremos hasta entonces qué recorrido ha tenido este caso fabricado por la Moncloa para tapar sus vergüenzas.

 Y todo sin perder de vista la otra comisión de investigación, la del PP, en el Senado. Ahí ,la mayoría absoluta de los de Feijóo les permite citar a quien ellos quieran, entre ellos, cómo no, a Begoña Gómez. Nadie lo descarta, aunque tampoco lo afirman, es estos momentos.