21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Guillermo Fernández Vara
Guillermo Fernández Vara

Extremadura se convierte en el Wuhan español con Vara acusado de negacionista

Extremadura bate récord de contagios y restricciones y su presidente desata una tormenta al confesar que demoró la vacunación para constatar que no provocaba daños.

 

Extremadura ha pasado en apenas un mes de ser la Comunidad con menor tasa de contagio a ser, de largo, la mayor: casi 1.200 de cada 100.000 extremeños está contagiado, con su Comunidad cerrada perimetralmente, la hostelería clausurada y al borde de los confinamientos en poblaciones que superan los 3.000 contagios.

En ese escenario, Guillermo Fernández Vara ha desatado una tormenta añadida al intentar justificar el retraso en la vacunación con un argumento muy polémico: su Gobierno ha ido despacio porque, antes de acelerar en la inmunización, quería comprobar si el antídoto provocaba daños: "Era bueno que en los primeros días esperáramos a ver los efectos de la vacuna, en forma de reacciones adversas o efectos colaterales", dijo públicamente para sorpresa general.

 

El presidente extremeño, que no tiene pensado rectificar sus palabras, es médico de profesión, lo que aún da más relevancia a unas palabras que alimentan las dudas con respecto a la vacuna, nunca sustentadas en razones científicas: todas han sido chequeadas exhaustivamente por la Agencia Europea del Medicamento y, desde que empezaran a inocularse hace dos meses en Reino Unido y Estados Unidos, no se conocen problemas más allá de casos muy aislados.

 

 

Fuentes del PP confirman a ESdiario que este asunto se tratará en su comisión interna de seguimiento de la pandemia, donde se considera "una locura" que el mandatario autonómico alimente el negacionismo, que en España llegó a afectar a un 40% de ciudadanos remisos a dejarse poner la imprescindible vacuna.

En el PP extremeño también ha preocupado mucho el discurso de Vara, que tal vez quiso maquillar un dato muy malo para su gestión: hasta principios de esta semana, solo había logrado repartir una de cada tres dosis recibidas, el porcentaje más bajo de España en el territorio con la incidencia más disparada, ahora elevado hasta el 44%.

La oposición acusa a Vara de "negacionista" y de poner "en peligro" la vida de los extremeños

El presidente de los populares, José Antonio Monago, ha sido especialmente duro con su sucesor, cuyas palabras califica de "esperpento": "Se ha permitido el lujo de poner en duda lo que nadie en el resto del mundo hace", lo que significa, a su juicio, "poner vidas en peligro".

La diputada regional Cristina Vara llega aún más lejos y, en el pleno celebrado este jueves, ha acusado directamente a Vara de ser un "irresponsable a nivel mundial", lanzándole una pregunta en su presencia muy dura: "¿Son los extremeños que se han vacunado conejillos de indias? Ahora encima negacionista para robarnos la esperanza".

 

 

Lo cierto es que los últimos datos del Ministerio de Sanidad y de la comunidad autónoma ponen de manifiesto una incidencia acumulada a los 14 días de 1.131 casos por 100.000 habitantes, frente a los 492 casos por 100.000 habitantes en el resto de España; además de una incidencia acumulada a los 7 días de 673,97 casos por 100.000 habitantes, frente a los 270 casos a nivel nacional, lo que ha llevado a comparar Extremadura con Wuhan por el impacto repentino de virus.

El dato más preocupante, no obstante, es que  el número reproductivo instantáneo en Extremadura (los contagios que provoca cada infectado) se sitúa en 1,28, mientras que a nivel nacional se sitúa en 1,12: por encima del 1, las posibilidad de crecimiento descontrolado se disparan.