| 20 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, interviene durante la toma de posesión de Leonardo Marcos como director general de la Guardia Civil.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, interviene durante la toma de posesión de Leonardo Marcos como director general de la Guardia Civil.

Marlaska amenaza a los sindicatos de la Guardia Civil y estos no se achantan

El ministro del Interior estudia tomar medidas legales contra JUCIL por criticar abiertamente a Sánchez y la amnistía. Su respuesta, en un comunicado demoledor, ha sido del todo contundente.

| Raúl Puente España

Fernando Grande-Marlaska sigue comprando papeletas para ser uno de los ministros del Interior menos queridos dentro de los propios cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Se demuestra en prácticamente cada acto público al que asiste con policías o guardias civiles y se sale un poco del típico acto protocolario. En estos las pitadas y abucheos son la tónica habitual.

A raíz de las negociaciones de Pedro Sánchez con los independentistas catalanes, han sido varias las asociaciones de guardias civiles las que han querido dejar claro que no están de acuerdo con el presidente en funciones. Uno de los canales para expresar esas quejas son las redes sociales y precisamente por un mensaje de JUCIL -uno de los sindicatos mayoritarios de la Benemérita- en una de ellas (X, antiguo Twitter) Interior se plantea tomar acciones legales. El motivo: "quebrantar el principio de neutralidad política que obliga a todos los miembros de la Guardia Civil".

La asociación publicaba el vídeo de Sánchez de este fin de semana en el que Sánchez aseguraba que “por el interés de España” y “por el bien de España” defiende la amnistía en Cataluña. Una afirmación que valoraban con una frase del todo contundente: “La mayor felonía que se puede cometer contra una Nación es la traición de quienes tienen el deber de defenderla”. Es por ello que Marlaska da un toque de atención a este sindicato -quién sabe si por orden de su jefe Sánchez- y la Guardia Civil ha dado parte este domingo a sus servicios jurídicos por lo sucedido.

Sin embargo, lejos de recular, el sindicato ha respondido a la noticia dando un paso al frente y reafirmándose en su mensaje a través de un duro comunicado en el que cargan contra el propio ministro del Interior, al que acusan de "obediencia ciega". "Quieren acusarnos de falta de neutralidad política, lo han intentado en más ocasiones. Les molesta que los guardias civiles pensemos", han afirmado en el mismo.

Además critican también al recién nombrado director general de la Guardia Civil, Leonardo Marcos, al que acusan de amedrentar y sobre todo de impedir la libertad de expresión entre los guardias civiles, algo que es un "derecho como ciudadanos".

Fuentes de este ministerio también han apuntado a raíz de este capítulo que, de un tiempo a esta parte -desde que Sánchez empezó a negociar la amnistía con los separatistas-, las asociaciones deben cumplir con su responsabilidad de neutralidad. Consideran que algunas de ellas han sobrepasado en varias ocasiones los límites de la defensa gremial y les acusan directamente de tomar parte políticamente hablando. Según Interior esto provoca que “confundan los fines legítimos de su actividad y corrompan los valores de la Guardia Civil”.

A raíz de la noticia, los compañeros de JUCIL han salido en su defensa. Entre ellos, sindicatos de la Policía Nacional como JUSAPOL.