| 21 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, y el ex líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la campaña para las elecciones en el País Vasco.
El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, y el ex líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la campaña para las elecciones en el País Vasco.

La venganza del PNV al 'visionario' Pablo Iglesias que deja destruido a Podemos

El fundador de los morados se paseó en la campaña con camisetas contra el PNV y asegurando que cada vez más vascos confiaban en Podemos. Ahora se tiene que tragar sus palabras.

| Raúl Puente España

Quien ríe el último ríe mejor. Si es verdad que el PNV ha perdido tres escaños desde las últimas elecciones autonómicas, pero Imanol Pradales será lehendakari gracias de nuevo al apoyo del PSOE. Es evidente el cambio de tendencia en el País Vasco, sin embargo por el momento los jeltzales aguantan el subidón de EH Bildu. Los de Otegui crecen exponencialmente en parte también al batacazo estrepitoso de Podemos en tierras vascas: 

23.679 votos. Poco más del 2% de votantes. De seis escaños a cero. Todo ello a pesar de que Pablo Iglesias, durante el final de campaña, se paseó con una camiseta con el lema: “Think outside the PNV” (Piensa fuera -o más allá-del PNV), con un logo con las siglas del partido nacionalista vasco dentro de una especie de caja. Una estrategia a la que se le unió un discurso esperanzador de Iglesias en el que pintaba a la formación morada como el único y verdadero partido de izquierdas capaz de plantar cara a los que han gobernado cinco de las últimas seis legislaturas.

“Solo hay una fuerza política en el País Vasco que está dispuesta a plantear un órdago y sacarle los colores a las fuerzas políticas que dicen que tiene que seguir el PNV hegemonizando la representación de lo vasco. Y esa fuerza es Elkarrekin Podemos”, clamaba a los cuatro vientos Iglesias entre los aplausos de los suyos.

De hecho, el que llegara a ser vicepresidente del Gobierno con Pedro Sánchez iba un paso más allá y vaticinaba un gran resultado en las elecciones de este domingo: “Estoy convencido de que cada vez hay más vascos y vascas que se dan cuenta de cuál es la izquierda que puede contribuir a cambiar las cosas”. Sin embargo el batacazo ha sido rotundo y se quedan sin representación. Además, Sumar, que podría considerarse como su sustituto, tan solo ha sacado un escaño.

La venganza de Aitor Esteban

Con este panorama ha saltado a escena el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, para celebrar los malos resultados de los morados especialmente después de que hayan centrado y basado su campaña en el mensaje de “hay que echar al PNV”. Primero lo hizo reaccionando a esos cero escaños de Podemos y afirmando que “el pueblo vasco le ha parecido mejor echar a Podemos de su parlamento” en vez de al PNV tal y como pedían los morados.

 

Y ahora lo hace mandando un mensaje directo a Pablo Iglesias, que lucía con orgullo esa camiseta de “Piensa fuera del PNV”. Lo que está claro es que la situación de Podemos, cada vez que se da una cita electoral últimamente, va de mal en peor. Las elecciones catalanas y las europeas marcarán el futuro más inmediato de los de Irene Montero, Ione Belarra y compañía, que cada vez que se enfrentan a las urnas, salen escaldados.