| 20 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ione Belarra en un acto en Albacete.
Ione Belarra en un acto en Albacete.

Belarra planea una campaña millonaria con fondos públicos para lanzar su imagen

La titular de Derechos Sociales está encajonada entre Yolanda Díaz e Irene Montero y no termina de encontrar su sitio. A grandes males, grandes remedios, valiéndose del Ministerio.

| Ana Martín España

 

Tres meses lleva ya Ione Belarra al frente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y la también lideresa de Podemos no termina de encontrar su sitio; emparedada entre Yolanda Díaz e Irene Montero

Ambas acaparan casi todo el foco mediático del socio minoritario del Gobierno. La vicepresidenta y ministra de Trabajo porque está sabiendo exprimir como nadie el diálogo social y los ERTE. La titular de Igualdad, porque el suyo es el ministerio más pintón de Unidas Podemos.

Este martes, de hecho, el Consejo de Ministros aprobará el anteproyecto de la Ley LGTBI y Trans (inicialmente iban a ser dos, pero los morados han accedido a fusionar ambas en una como quería el PSOE) aprovechando las conmemoraciones del mes del Orgullo. 

¿Dónde deja eso a Belarra? En la oscuridad. Si ya era difícil sustituir a Pablo Iglesias, la poca proyección de la navarra dentro del Ejecutivo empieza a preocupar a sus compañeros de partido. Máxime teniendo en cuenta que Pedro Sánchez planea una remodelación para aumentar la carga de profundidad política de su Ejecutivo. 

 

A grandes males, grandes remedios. Uno de 3,6 millones de euros, que es la partida que el Ministerio de Derechos Sociales ha presupuestado para una ambiciosa campaña publicitaria, la más cuantiosa -con diferencia- desde la creación de la cartera que hasta marzo ocupó Iglesias. 

Con ella, Belarra aspira a lanzar su alicaída figura dentro del Gobierno, que es la mejor plataforma para darse a conocer también como secretaria general de Podemos. En el último CIS con valoración de ministros, el de abril, ella y Montero eran las peor valoradas (3,5 de nota media).

La campaña de publicidad institucional se llamará un País que siempre se levanta. Agenda 2030 y solo la parte de creatividad, diseño, realización y producción costará más de 370.000 euros. Aunque lo realmente cuantioso son los 3,6 millones de euros que el Ministerio de Derechos Sociales destinará a su difusión.  

Está prevista para después del verano para generar mayor impacto, por no gastar munición en los minutos finales de un curso político tan político tan intenso. Belarra quiere balón.