| 06 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Guerra en la izquierda catalana: ERC identifica al culpable del fiasco de la BWR

Sigue la fuga de dinero de la Ciudad Condal y ahora la preocupante suspensión de la Barcelona World Race ha abierto la caja de los truenos en los partidos de la izquierda política catalana.

| ESdiario España

Nuevo varapalo económico para Barcelona con la suspensión de la BWR y la izquierda catalana empieza a dividirse ante la fuga cada vez más alarmante de dinero de la capital catalana que gobierna Podemos de la mano de Ada Colau.

Tanto es así que, con la ocupación hotelera por debajo del 80% en Semana Santa con el procés, el nuevo palo ha caído como un jarro de agua fría entre los partidos de izquierda, que se echan la culpa unos a otros. 

Así, el presidente de ERC en Barcelona, Alfred Bosch, se ha apresurado a sostener que la suspensión de la Barcelona World Race se debe a la "falta de proyecto" del Gobierno municipal de la alcaldesa, Ada Colau.

"Se está acabando con los proyectos y eventos que nos proyectan al mundo. Se ha hecho otro paso atrás en la desaparición de los eventos internacionales en la ciudad", criticó el líder republicano.

Bosch también pidió "dar facilidades" a la organización para que las arcas de la ciudad no salgan perjudicadas, y lamentó que se realicen campañas para promocionar Barcelona pero que, a la vez, se suspendan eventos que son campañas que dan la vuelta al mundo.

En este sentido, señaló que aún quedan eventos programados de mandatos anteriores, como los europeos de waterpolo este 2018 y los Roller Games de 2019: "Han sacado a Barcelona del mapa internacional", insistió.

Cabe recalcar que la Fundación Navegación Oceánica Barcelona (Fnob) ha comunicado que queda suspendida la celebración de la Barcelona World Race 2018-2019, que tenía prevista su salida el 12 de enero del año que viene, antelas dificultades para encontrar patrocinio por la "falta de estabilidad política", ha informado en un comunicado este jueves.

Así se decidió en la reunión mantenida el pasado 22 de marzo en la reunión del patronato de la fundación, integrado por el Ayuntamiento de Barcelona, el Puerto de Barcelona, la Cámara de Comercio de Barcelona y Fira de Barcelona.

"Una serie de circunstancias desfavorables han propiciado que el patronato haya tenido que tomar esta dolorosa decisión", indica la Fnob, entre las que cita que la consideración de la Barcelona World Race como evento de excepcional interés público en los presupuestos generales del Estado, solicitada en 2015, se ha visto retrasada a causa de la prórroga de los presupuestos generales del Estado a 2016 y la convocatoria de elecciones de diciembre de 2015, que al tenerse que repetir en junio de 2016 por no alcanzar mayoría no ha podido hacerse efectiva hasta abril de 2017.

Aun así, la necesaria constitución de la Comisión Interadministrativa que define los planes y programas que articulan el patrocinio de la regata no se podrá celebrar hasta abril: "Estas circunstancias han dificultado de una manera extraordinaria las posibilidades de búsqueda de patrocinio en el periodo normal según la planificación habitual de comercialización de la regata, retrasando en más de dos años el proceso previsto en el Plan Director".

"Por otra parte, el clima de indefinición institucional y falta de estabilidad política que vive nuestro país en este último año ha dificultado aún más esta comercialización", ha ahondado la Fnob.

Sin embargo, la Fundación ha destacado que desde este jueves empieza a trabajar para la próxima edición de la Barcelona World Race, que será la cuarta y se celebrará en 2022-2023.