| 11 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, conversa en el Congreso con el portavoz del PSOE, Antonio Hernando.
La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, conversa en el Congreso con el portavoz del PSOE, Antonio Hernando.

Sánchez amenaza el proyecto de Cospedal para el Ejército apalabrado con el PSOE

Un gran acuerdo de Estado para garantizar la sostenibilidad de los tres ejércitos y para cumplir los compromisos con la OTAN corren peligro si el exsecretario general retorna.

| Javier Ruiz de Vergara España

No sólo en el PSOE se ha instalado cierta sensación de vértigo por la demostración de fuerza de Pedro Sánchez en los primeros kilómetros de la carrera de las primarias. Esa misma sensación de alarma se ha instalado en el Gobierno y en el PP, que ven peligrar algunos acuerdos "sensibles" en política de Estado hilvanados entre Mariano Rajoy y el presidente de la gestora socialista, Javier Fernández.

Y es que en el Palacio de la Moncloa -una vez leído y releído el documento Somos Socialistas, el programa de Sánchez para la reconquista de Ferraz-, cunde la sensación que esos principios de acuerdo serán revisados y derogados si el exsecretario general vuelve a liderar al principal partido de la oposición.

Y no son materia cualquiera: techo de gasto, renovación del Tribunal Constitucional y, la más sensible, la Estrategia de Defensa Nacional para los próximos cuatro años.

Uno de los pactos que corre peligro afecta a los ambiciosos planes de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para revolucionar y modernizar las Fuerzas Armadas y cuyas líneas maestras ya avanzó María Dolores de Cospedal en su primera comparecencia, el pasado 20 de diciembre, ante la Comisión de Defensa.

La ley de Sostenibilidad de la Defensa que planea Cospedal precisa el apoyo del PSOE para ver la luz

Una partida presupuestaria de 1.835 millones de euros para hacer frente a los compromisos de adquisición de material a la industria militar y una ley de Sostenibilidad de la Defensa que debe fijar la hoja de ruta de las Fuerzas Armadas a medio plazo, adaptarlas a los nuevos requisitos que impone la OTAN y blindarlas de las cambiantes coyunturas políticas y de algunas preocupantes propuestas de Podemos y los nacionalistas.

Fuentes gubernamentales consultadas por ESdiario reconocen que Cospedal ha encontrado hasta ahora "receptividad" en algunos de los dirigentes socialistas relacionados con el área de Defensa, como el presidente de la Comisión, José María Barreda, y su portavoz, Germán Rodríguez.

Rodríguez, próximo a Carmen Chacón, sustituyó a la pedrista Zaida Cantera, fulminada tras la rebelión de los diputados del "no es no".

 

Este mismo martes, Cospedal ha reiterado el "empeño" del Gobierno en cumplir su compromiso con la Alianza: incrementar el gasto en Defensa hasta alcanzar al menos el 2% del PIB en 2025. En la inauguración de las Jornadas Aeroespaciales de Economía de la Defensa, celebradas en el cuartel general del Ejército del Aire, Cospedal ha advertido de que España y el resto de Europa se enfrentan a "nuevos desafíos" y tienen que estar "preparadas".

La sombra de Sánchez planea con un nuevo "no es no".

Los nuevos responsables del ministerio saben que la OTAN reclama además a sus estados miembros "estabilidad presupuestaria duradera y eficiente". Pero Cospedal ya sabe de primera mano que esa estabilidad sólo la puede garantizar esta legislatura el PSOE. Cuenta con el único apoyo de Ciudadanos pero, en materia de Defensa, el resto de la Cámara no va facilitar ningún acuerdo parlamentario de gran calado.

Por el momento, Cospedal ha decidido invitar a los portavoces de los grupos a sus visitas a las misiones internacionales. Y esta pasada semana, con la ministra viajó, entre otros, el portavoz de Podemos en la Comisión de Defensa, Juan Antonio Delgado, de profesión guardia civil.

Fuentes socialistas próximas a la gestora reconocen a ESdiario que los actuales interlocutores socialistas con el Gobierno en esta materia no garantizan que la voluntad de acuerdo pueda mantenerse si Sánchez vence con un programa tan próximo a las tesis de Podemos y que prioriza el gasto público en áreas bien distintas a las Fuerzas Armadas.

De momento, en su documento Somos Socialistas, el exsecretario general no dedica una sola palabra a la política de Seguridad y Defensa.