| 14 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

El botín de España Suma que persigue el PP y no se cree Ciudadanos

No parece sencillo que prospere España Suma, pero las cifras le dan la razón: el centroderecha recuperaría muchos escaños y arrebataría la mayoría absoluta quie le "regaló" al PSOE.

| Javier Rodríguez España

40 escaños y la mayoría absoluta en el Senado. Eso es lo que el centroderecha le regaló el pasado 28A a Pedro Sánchez al acudir dividido a las urnas. Al menos es el cálculo que hacen en el PP, el partido más partidario del proyecto "España Suma" que, al igual que en Navarra, le juntaría con Ciudadanos en una coalición más competitiva frente al PSOE.

"Si votamos por separado estamos haciéndole un enorme favor a Sánchez que lo que quiere es ese voto dividido, por eso la propuesta España Suma es una solución", ha explicado Javier Maroto del PP en una entrevista en RNE  en la que ha justificado la necesidad de conformar dicha coalición con Ciudadanos para arrebatar escaños al PSOE y Podemos y formar un "gobierno alternativo al de Sánchez".

 

Paralelamente, en la COPE la idea sufría un jarro de agua fría: Albert Rivera se compromete a pactar con el PP, pero siempre después de votar. "Sánchez está soñando con dividir España en dos: o Sánchez o los fachas. Lo inteligente es sumar como en Andalucía”, ha explicado. “No hay un dato sociológico que nos lleve a pensar que en política todas las sumas sumen”.

En ese tira y afloja entre la unión, que en público no discuten ni PP ni Cs pero con distintos plazos, se ubica el gran dilema: ¿Cómo traducir mejor en escaños los votos que reciben ambos partidos e, incluso, Vox?

Un dato indica que, de forma agrupada, el resultado es mejor: las papeletas que juntaron PP y CS les hubiera dado la mayoría absoluta en el Senado el pasado 28A, pero al haber concurrido en dos candidaturas, el PSOE logró quedarse con la Cámara Alta, crucial para aplicar, por ejemplo, el famoso artículo 155.

Las palabras de Rivera

En el aire queda una duda, que desde las filas populares reconocen tener a ESdiario pero desde Cs desmienten: rechazar España Suma, se teme en Génova, le deja a Rivera la puerta abierta a un pacto de Gobierno con Sánchez pasado el 10 de noviembre.

De momento el líder naranja lo niega con rotundidad e insiste en que, si dan los números, su primera llamada será a Pablo Casado. E insiste, también, en que con Sánchez no se puede ir ni a la vuelta de la esquina. Pero una frase deja un interrogante en el aire. La pregunta se la hizo este miércoles Carlos Herrera, a cuento de esa posibilidad tras pasar por las urnas.

Y la respuesta de Rivera fue de rechazo, con claridad, pero añadió una coletilla que lo deja todo aparentemente abierto: "No, si no gira hacia el constitucionalismo”. Algo que Sánchez dice tener muy claro.