| 27 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Varias niñas con el velo islámico ya en la cabeza.
Varias niñas con el velo islámico ya en la cabeza.

Compromís enseña a niñas a colocarse el velo islámico en una Escuela de Verano

En Jalón (Alicante), cuyo alcalde pagó con dinero público una barbacoa, ahora instruyen a menores en la colocación de esta prenda discriminatoria para la mujer, sin autorización paterna.

| ESdiario España

Compromís, cuyo conseller de Educación, Vicent Marzà, ha iniciado una campaña contra la religión y en pro de una educación totalmente laica parece que en realidad tiene otras preferencias religiosas. Ahora un municipio gobernado por la formación nacionalista ha aprovechado una Escuela de Verano pública de la localidad para instruir a las niñas de la población a colocarse el velo islámico, todo ello sin conocimiento ni autorización de los padres.

Ha ocurrido en la localidad alicantina de Jalón, población en la que su alcalde, Joan Miquel Garcés (de Compromís), acumula una serie de polémicas como la realización de una barbacoa con dinero público, pero esta desde luego ya supera cualquier límite de lo razonable. Lo cuenta la publicación alicantina MÁSportal, la escuela municipal de verano “EduXaló”, disfrazaba de “multiculturalidad” una actividad dirigida a menores en la que, a través de una colaboradora musulmana, instruía a las niñas en la correcta colocación de esta prenda discriminatoria para la mujer sin el conocimiento de sus padres. Ocurría a finales de este mes de julio. 

Todo ello, ante el malestar de unos enojados padres por no tener conocimiento de la actividad en la que posteriormente fueron involucradas sus hijas. Tal y como cuenta el periodista Roberto Pérez, el día anterior a la “instrucción”, los alumnos de esta escuela estival informaron a sus padres de que al día siguiente tendrían que llevar “un pañuelo grande” para utilizarlo como parte del ejercicio de lo que supuestamente iba a ser una clase sobre “la mujer en el siglo XX”. Nada más lejos de la realidad; las verdaderas intenciones de esta singular clase, diseñada por los responsables de este campamento (con el inestimable asesoramiento y organización de la concejala de Igualdad, Jana González), distaban mucho de lo expuesto a los padres de las menores.

Así, los monitores del centro, reforzados por una instructora musulmana y por la concejala de Igualdad, impartieron una “clase magistral” para aleccionar a las niñas sobre cómo colocarse correctamente el velo islámico, escribir su nombre en árabe, así como la difusión de otras costumbres, ritos, normas islamistas o demás hábitos integristas propios de esta religión ciertamente discriminatorios con las mujeres. 

Quejas de los padres y controversia

Según cuenta la publicación, ha habido un importante número de quejas paternas que no consideran “adecuado” que muestren a sus hijos cómo colocarse un pañuelo o costumbres y comportamientos que a todas luces incentivan la desigualdad entre sexos. Igualmente, lamentan que desde el consistorio se fomente una cultura que “en muchos casos somete a las mujeres por el mero hecho de serlo”. Otros padres han ido más lejos y han denunciado que su Ayuntamiento promueva “conductas machistas y discriminatorias de una religión que muchas veces, como establece la ley sharia, permite que se veje y asesine a mujeres”. 

Desde luego que sorprende el hecho de que sea una concejalía, la de Igualdad, quien promueva acciones que promuevan la colocación de símbolos de sumisión para la mujer. ¿Qué tendrá que decir Mónica Oltra de todo esto? Otra pregunta que formulamos desde ESdiario, ¿qué habría pasado si un ayuntamiento gobernado por el PP hubiese programado como actividad en una Escuela de Verano la colocación de hábitos de monja u otras religiosas católicas?.

Presiones al medio

Pese a la gravedad de lo denunciado, tal y como ha podido constatar ESdiario, desde círculos cercanos al Ayuntamiento de Xaló y a Compromís lejos de dar una explicación convincente han impulsado una inaceptable campaña contra MÁSportal acusándolo de "racismo", pidiendo a sus clientes que dejen de anunciarse y presionando también a los comercios para que "veten" sus ejemplares.

La protesta del PP

Por su parte, el PP ha denunciado estos hechos. Así, la diputada nacional Lola Alba ha afirmado que "desde una concejalía de Igualdad se adoctrine a niñas en el uso de símbolos de sumisión me parece impresentable". Por su parte, Blanca Garrigues, portavoz de Igualdad del PP en Les Corts,  ha lamentado que se ensalcen "tradiciones de otras culturas que en la mayoría de los casos denigran a la mujer y la colocan en  una posición de subordinación frente al hombre, flaco favor le hace a la igualdad, y que esto se haga desde una institución pública, más grave aún desde una concejalía de Igualdad, todavía me parece peor".