| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El extesorero del PP, Luis Bárcenas, este lunes en el Congreso.
El extesorero del PP, Luis Bárcenas, este lunes en el Congreso.

La tensa enganchada entre Bárcenas e Irene Montero acaba alcanzando a Monedero

Fiel al guión escrito y apelando a su horizonte judicial, el extesorero del PP guardó silencio en la comisión de investigación. Y la izquierda, con los naranjas de aliados, buscaron provecho

| Javier Ruiz de Vergara España

"No voy a contestar a ninguna de las preguntas. Estoy inmerso en dos procedimientos judiciales". En apenas un minuto, como ya había adelantado hace días, el extesorero del PP, Luis Bárcenas, se zafó este lunes del juicio sumarísimo a los populares, en el que se convirtió la Comisión de Investigación sobre la presunta financiación irregular del PP, que ha comenzado a escuchar a los comparecientes reclamado por los impulsores de este órgano parlamentario, PSOE, Podemos y Ciudadanos.

Y bastó escuchar los primeros minutos del interrogatorio de la portavoz socialista, Isabel Rodríguez, para comprobar que el verdadero objetivo de esta comisión es el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Rodríguez, Irene Montero (Podemos) y un muy agrio Toni Cantó (C´s) compitieron por arrancar respuestas a Bárcenas, que se limitó a salir al paso de algunas de las manifestaciones de los tres portavoces. 

A la socialista Isabel Rodríguez, que insistió en varias ocasiones en que la Justicia ha calificado al PP como "organización criminal", el extesorero le recordó que ha sido la acusación popular -que ejercita el PSOE- quien utilizó esa dura calificación.

Bárcenas ha abroncado además a la comisión por cometer la "torpeza" de poner en marcha este órgano mientras siguen abiertos casos judiciales sobre el mismo asunto y por citar a dos exresponsables de finanzas del PP que "no tienen capacidad mental" para comparecer y a otro que no tiene nada que ver, a su juicio, con el objeto de las pesquisas.

Otro momento de tensión lo protagonizó Bárcenas cuando Irene Montero aludió a su patrimonio, fruto, recalcó Bárcenas, de su desempeño profesional durante muchos años. "Le felicitó por su cuantiosa fortuna", ironizó la portavoz del partido morado, al recordarle que se acogió a la última amnistía fiscal. "Igual que el señor Monedero", le replicó Bárcenas.

En su debate con la portavoz de Podemos, Bárcenas negó haberse quedado con dinero del PP -"Ni con 300.000 ni con 8.000, con nada, absolutamente con nada", proclamó-, y explicó que su "muy, muy desahogada" situación patrimonial se debe a la "cuantiosa actividad profesional" que ha desarrollado. 

Y a Toni Cantó le afeó el compareciente el agrio tono que utilizó en su interrogatorio. "Déjeme terminar la pregunta", le dijo el portavoz de C's en varias ocasiones. A preguntas del portavoz naranja, Bárcenas negó rotundamente haberse apropiado de fondos del PP y haber entregado a Rajoy sobres con billetes de 500 euros.

Si que insistió -ya lo dijo en su entrevista a Pedro J. Ramírez en El Mundo- que su antecesor, Alvaro Lapuerta, si presumía de entregar al "presidente" sobres acompañados de cajas de puros.

Por lo demás, todos los partidos se aferraron a las primeras declaraciones de Bárcenas en la Audiencia Nacional en las que reconoció la doble contabilidad -"extracontable", dijo textualmente- del PP y el pago de sobresueldos a sus principales dirigentes.

"Usted reconoció la financiación ilegal del PP. El PP acudió dopado y con ventaja a las urnas. Y el señor Rajoy siempre estuvo allí", denunció la socialista Isabel Rodríguez. "Usted -añadió- personalmente entregó sobres con dinero negro al señor Rajoy y a la señora Cospedal". Y concluyó la portavoz del PSOE: "Por mucho que hayan renegado de usted, usted es uno de los suyos".

Por su parte, Montero hizo hincapié en su interrogatorio en el pago de donaciones de grandes empresas al PP "a cambio de obra pública que resultaba amañada". E insistió en la tesis de la "trama" al denunciar estas donaciones de "grandes empresarios amigos".

En la misma línea que Rodríguez y Montero, Cantó acusó al PP de ir a las elecciones "dopado". "¿Cuánto le han ofrecido esta vez?", le preguntó en referencia a su silencio este lunes en el Congreso.

Por su parte, el portavoz de ERC, Joan Tardá, instó a Bárcenas a "pedir perdón" y arremetió con "aquellos empresarios que pagan y corrompen". "Usted es más bien mayordomo o criado", dijo.

El portavoz del PP, Carlos Rojas, acusó al resto de los grupos de establecer un "cordón sanitario" contra su partido.