| 29 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El líder del PSOE en Madrid, Juan Lobato.
El líder del PSOE en Madrid, Juan Lobato.

La segunda arremetida de Moncloa contra Ayuso da la puntilla al PSOE de Madrid

Una mezcla de pánico y pesimismo se ha adueñado de la cúpula de los socialistas madrileños. La estrategia del sanchismo amenaza con hundir definitivamente sus aspiraciones electorales.

| Javier Ruiz de Vergara España

"Se busca candidato, se precisa capacidad de ser 'teledirigido' desde fuera y disposición para encajar una derrota segura".

Un cartel similar a este comienza a rondar la sede central del PSOE de Madrid a la espera de que Pedro Sánchez ponga su dedo presidencial sobre el próximo candidato socialista para las elecciones de mayo próximo. Que en realidad serán dos: los aspirantes al Ayuntamiento para competir con José Luis Martínez Almeida y a la Comunidad con la imbatible Isabel Díaz Ayuso. Palabras mayores.

Por que en el panteón de figuras ilustres de Sánchez en el socialismo madrileño figuran una buena lista de cadáveres políticos: Pepu Hernández, Ángel Gabilondo, Jana Jalloul y Juan Lobato... en la lista de espera.

Lobato, recien elegido secretario general del PSM, es en realidad un testaferro de Moncloa a la espera de que el presidente se decante por un peso pesado para tratar de dar la batalla contra Ayuso. Una batalla que en Ferraz y en el PSOE madrileño provoca pánico, más aún tras la renovada arremetida de Moncloa y el Gobierno contra la presidenta madrileña.

Y es que de forma paralela a la nueva estrategia de Sánchez contra el PP, que ESdiario adelantó este jueves, el presidente deshoja la margarita en busca de una candidatura con opciones, al menos, de no sufrir una derrota escandalosa que se sume a las de Ángel Gabilondo, Luis Tudanca y Juan Espadas.

Ayuso es "mucha Ayuso" y el líder socialista busca alguien con pedigrí contrastado. En las quinielas ya figuran varios nombres como los ministros Margarita Robles, Fernando Grande Marlaska o Pilar Llop -especialmente hostil estos días contra la presidenta madrileña desde un ministerio impropio como el de Justicia-, un independiente tapado o un conejo de la chistera en forma de fichaje mediático. Aunque el fiasco del exseleccionador de baloncesto Pepu Hernández aún pesa y levanta ampollas.

 

El líder del PSOE de Madrid, Juan Lobato, en su última entrevista institucional con la presidenta de Madrid.

 

En el sector del PSOE madrileño con menor sintonía con Sánchez, el que se volcó en su día con Susana Díaz, se considera un nuevo "error garrafal "del presidente la vuelta al linchamiento a Ayuso como estrategia para dividir al PP y erosionar el liderazgo de Alberto Núñez Feijóo.

Porque estos dirigentes socialistas coinciden en que Ayuso es cada vez más respetada por los ciudadanos madrileños -votantes del PP o no-, y Sánchez lo es cada vez menos.

Y por que, además, Ayuso vuelve a enarbolar la defensa de la bandera de la clase media, de los comerciantes, hosteleros, asalariados y autónomos, las últimas víctimas de la improvisación y el autoritarismo del presidente con su decretazo energético.

Juan Lobato, recien elegido secretario general del PSM, es en realidad un testaferro de Moncloa a la espera de que el presidente se decante por un peso pesado para la batalla contra Ayuso.

Y a esos mismos madrileños a los que la presidenta madrileña se ha empeñado en defender, tendrá que pedir el voto el próximo candidato del PSOE. Un páramo que lleva a la sede del PSOE-M oleadas de pesimismo y resignación.