| 23 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños

Sánchez acalla el caso Pegasus pero el juez levanta el secreto y llama a Bolaños

El Congreso ha denegado al diputado Pablo Cambronero la posibilidad de que la exdirectora del CNI explique en la Comisión de Defensa las razones de su cese fulminante.

| Y. L. España

Sánchez ha decretado el silencio en torno al 'caso Pegasus'. Ya la ministra de Defensa, Margarita Robles, optó por el silencio este lunes cuando fue cuestionada por el asunto apelando al deber de guardar los secretos del CNI, pero ahora ha sido desde el Congreso donde se ha cerrado la puerta a dar más explicaciones.

Ha sido a instancias de la solicitud de comparecencia de la exdirectora del CNI, Paz Esteban, en la Comisión de Defensa, realizada por el diputado del Grupo Mixto, Pablo Cambronero, con la ntención de que explicase "su cese injustificado y flagrante". Una petición planteada en el pasado mes de mayo que la Mesa del Congreso, capitaneada por PSOE y Podemos, rechazó. 

Según explica, la Mesa deniega la petición basándose en el artículo 44.4 del reglamento del Congreso que, a su juicio, "no tiene nada que ver, pues no se solicita su comparecencia para fiscalizarla, sino para que dé cuenta de un asunto grave, público y relacionado con su labor pública".

En concreto, el artículo al que se refiere, establece que se podrá recabar "la comparecencia de personas competentes en esta materia, a efectos de informar a la comisión", por lo que la Cámara ha asegurado que no procede "el ejercicio de la función de control".

Sin embargo, el diputado se acoge a otro artículo del reglamento, el 44.3, que señala que se puede solicitar la presencia de "autoridades y funcionarios públicos competentes por razón de la materia de objeto del debate, a fin de informar a la Comisión".

Por ello, "como consecuencia de esa arbitraria denegación (de una comparecencia hecha en tiempo y forma y cumpliendo escrupulosamente lo contenido el el Reglamento)", ha presentado una nueva solicitud de comparecencia de la exdirectora del CNI, para intentar sortear el "trilerismo", pues considera "evidente que algo hace que la Mesa impida la comparecencia de Paz Esteban".

 

 

Pero mientras en el Congreso de los Diputados el Gobierno decreta la ley del silencio, el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha citado para el próximo 5 de julio, a las 9.00 horas, al ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, para que declare como testigo en la causa donde investiga el espionaje a los miembros del Gobierno.

El magistrado ha decidido levantar el secreto de las pesquisas, que regía desde el 5 de mayo, sin perjuicio de que pueda volver a decretarlo si la investigación así lo requiere, una vez que ya interrogó como testigos el pasado viernes a la ex directora del CNI Paz Esteban y al funcionario de ese organismo encargado de elaborar los informes sobre las infiltraciones con el 'software espía', según ha informado la sede judicial.

Asimismo, el juez ha acordado ampliar la comisión rogatoria cursada a Israel para que una comisión judicial encabezada por él se desplace a la nación hebrea para tomar declaración como testigo al CEO de la empresa que comercializa Pegasus. Calama ya dirigió una primera comisión rogatoria a las autoridades israelíes para que la compañía informara sobre distintos extremos de esta herramienta informática.

Este movimiento del juez pone el acento en una cuestión que ha cercado siempre al Gobierno, desde que se supo que los móviles de Sánchez, Robles y Marlaska había sido hackeado con el software 'espía' y es saber de quién depende en última instancia la seguridad de los teléfonos del Ejecutivo, pues el fallo de seguridad ha sido evidente.

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, ha puesto el foco en este asunto, una vez que ha explicado que han de comparecer ante el instructor todas las personas que puedan dar cuenta de lo que sucedió y ha subrayado que en su presencia Bolaños tendrá que decir lo que "sin ningún sonrojo se negó a contestar en sede parlamentaria" sobre su responsabilidad en esta materia. "Todos preguntamos si era el responsable de los móviles del Gobierno y no quiso contestar", ha zanjado.