| 20 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Se filtra la "prueba" sobre el atentado que pone contra las cuerdas a los Mossos

Se trata de la prueba definitiva que demostraría que hubo un fallo grave de prevención en los ataques de Barcelona por parte de los Mossos. Ahora el texto íntegro les coloca en el huracán.

| ESdiario España

Casi desde el principio se habló de un posible fallo en los atentados de Barcelona y Cambrils por parte de las fuerzas de seguridad y concretamente de los Mossos y de un aviso internacional sobre un ataque a La Rambla. Ahora El Periódico de Cataluña publica la prueba definitiva de que algo falló.

Se trata del texto íntegro del mensaje que el pasado 25 de mayo enviaron los servicios de Inteligencia de Estados Unidos a los Mossos d'Esquadra para transmitirles la información, confidencial y relevante, que había obtenido la CIA donde se alertaba de un posible atentado yihadista en Barcelona en verano: "Para España. Información no corroborada de veracidad desconocida de finales de mayo de 2017 indicaba que Estado Islámico de Irak y Ash-Sham (Isis) estaba planeando llevar a cabo ataques terroristas no especificados durante el verano contra zonas turísticas muy concurridas de Barcelona, España, específicamente en La Rambla".

De hecho, una hora después del atentado de Barcelona publicaron en su web la información sobre este preaviso de la inteligencia norteamericana, una noticia de gran alcance que fue reiteradamente desmentida por los Mossos y por el Gobierno catalán.

El contenido íntegro de dicho aviso la habrían recibido tanto los Mossos como la Policía Nacional y la Guardia Civil. También el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

A todo esto, horas después de la publicación del mensaje en su versión íntegra, este mismo jueves, Wikileaks ha puesto en duda la veracidad del documento, por contener varias erratas y por emplear un estilo distinto de comillas de las que usa la CIA.