| 24 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pere Aragonés abandonando el Senado
Pere Aragonés abandonando el Senado

La "mala educación" de Pere Aragonés en el Senado "sorprende" e "indigna" al PP

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, asistió este jueves al Senado para defender la amnistía y acto seguido se fue. Los de Feijóo no dan crédito a este "gesto de descortesía".

| Hugo Pereira España

Si la historia vivida en el Senado en la mañana de este jueves, protagonizada por la presencia de Pere Aragonés y la ausencia de los presidentes del PSOE aunada a la del Gobierno de Sánchez, es ya trepidante, la intrahistoria todavía lo es más. Y la frase que la define, por desgracia, es mala educación y, en suma, pérdida del total decoro institucional. 

Ya nada queda de un respeto por las instituciones que otrora, cada uno con sus consensos y discrepancias, regía las relaciones entre instituciones y políticos de tan diversos signos y aspiraciones. "Un gesto de descortesía total", apunta a ESdiario un muy destacado barón territorial del PP para definir a Pere Aragonés. "Un maleducado", resaltó visiblemente molesto. Y es que el ser cordial y educado no entiende de ideologías: o se es o no se es. 

No solo el no escuchar al resto de ponentes en una comisión en la Cámara Alta tras haber sido, Pere Aragonés, escuchado es un signo de descortesía absoluta, también el llegar y -prácticamente- no saludar a no ser que se le reclame, de antemano, un saludo lo es. "Me he quedado francamente sorprendido [el que Aragonés se haya ido tras su discurso], verlo en directo desde ahí me ha impactado", reconoce a este periódico otro presidente territorial del PP. "Aragonés no ha saludado a prácticamente nadie, tan siquiera al presidente del Senado, cuando llegó", revela.

 

Y no solo la tan comentada -en los pasillos de la Cámara Alta- descortesía de Pere Aragonés fue la comidilla del día. "La ausencia de los presidentes autonómicos del PSOE y del Gobierno en funciones socialista de España es una ofensa al sistema parlamentario español", destacan a ESdiario fuentes de Génova 13. Y añaden los de Feijóo: "Con el Congreso cerrado y sin actividad, y sin control parlamentario al Ejecutivo desde hace cinco meses, no es razonable que Pedro Sánchez ordene a sus presidentes y a sus ministros que boicoteen al Senado". En fin, que "el respeto democrático a las cámaras debería estar blindado por parte de los grandes partidos", remarcan otros populares consultados. 

La errática negociación de Pedro Sánchez

Por otra parte, tal y como ha podido confirmar este periódico, la sensación que discurre entre los barones del PP es que Pedro Sánchez conseguirá, finalmente, ser investido: "A Pedro Sánchez lo van a investir, no creo que los duros de Puigdemont le impidan la investidura", destaca un conocido presidente autonómico. 

Eso sí, el que llevemos tres meses desde las pasadas elecciones del 23J y que el líder del PSOE haya conseguido, tan solo, el apoyo de su partido y el de Bildu es muy destacable. Y para mal. Así, y con gran sorna, otro muy destacado barón territorial del PP apunta a ESdiario que "está negociando fatal Pedro Sánchez, tiene que aprender de Florentino Pérez y sus fichajes", subraya.

En todo caso, más allá de los cambios de opinión de Pedro Sánchez con una amnistía que -todo indica- será concedida y la humillación al Estado español que Pere Aragonés protagonizó en el Senado, todos los líderes territoriales de Feijóo consultados por este periódico aseveran que "la gente está muy cabreada con la amnistía". O dicho en otras palabras, la amnistía le puede pasar factura a Sánchez.

Es por ello que la convocatoria electoral parece muy alejada del horizonte político. Además, destaca uno de los presidentes autonómicos del PP consultados, "la foto de Sánchez con Bildu es estructural, no coyuntural, e indica que no habrá elecciones", esto es, que Pedro Sánchez sabe que en unas nuevas elecciones la línea roja que cruzó con Bildu le puede acarrear consecuencias electorales.