| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

La sinceridad de Rajoy descoloca a Pepa Bueno con una inesperada respuesta

Los oyentes de la Cadena SER no daban crédito a lo que estaban oyendo. No están acostumbrados a que un político diga lo que realmente le pasa por la cabeza en plena y decisiva precampaña.

| ESdiario España

Con las elecciones del 26 de junio en el horizonte, el líder del PP, Mariano Rajoy, comenzó este miércoles su particular precampaña mediática en la Cadena SER y volvió a sorprender a Pepa Bueno con su aplastante sinceridad. Una sinceridad que volvió a tener fiel reflejo en Twitter donde una de sus respuestas más espontáneas causó tanta sensación como sorpresa.

Y es que el presidente del Gobierno en funciones, afirmó, ni corto ni perezoso, que "a nadie le apetecen debates" en campaña electoral porque exigen "un gran esfuerzo" y no son "algo cómodo". Para qué quiso más. Las redes se llenaron de comentarios jocosos, más o menos ingeniosos, y muchos de ellos con no poca mala leche. Y eso que añadió que no se trata de que a un candidato le apetezca o no sino "de cumplir estándares democráticos razonables".

El candidato del PP en las elecciones generales del 26 de junio explicó que participar en un debate electoral es "una gran responsabilidad", requieren mucha preparación, "hacerlo bien", saber "respetar" a la audiencia. "No es algo cómodo", afirmó sobre la posibilidad de enfrentarse de nuevo con Pedro Sánchez en la próxima campaña electoral y mientras se especula con la posibilidad de que, esta vez sí, acceda a participar en debates a cuatro.

Rajoy añadió sin embargo que él no tiene "problema" en participar, que ha celebrado ya "muchos", y que además no es una cuestión de gustos sino de que en democracia es "bueno hacerlos", como someterse también a las preguntas de los medios de comunicación.

"Eso son las reglas del juego. Pero si me pregunta si es algo que me genere entusiasmo... Tendré debates en campaña, no sé de qué tipo. No se trata de que me apetezca, sino de cumplir estándares democráticos razonables. Los debates son para eso", añadió.

No pudo arrancarle Bueno, pese a su insistencia, si aceptará un debate 'a cuatro', con los aspirantes de los otros tres principales partidos: Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos). Cabe recordar que en la campaña por las generales del 20 de diciembre, el PP decidió enviar a este encuentro a la vicepresidenta del Gobierno en funciones y número dos por Madrid, Soraya Sáenz de Santamaría.

Rajoy se limitó a explicar al respecto que le gustaría que se organizase "una cosa razonable" pero que la decisión no es suya sino del equipo que dirige la campaña electoral del PP, porque "unos cuantos ojos ven más que dos". Personalmente, afirmó que no tiene "ningún criterio formado" a favor o en contra.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha afirmado este miércoles que le importa "mucho más" llegar a los 20 millones de ocupados que reducir el déficit por debajo del 3% del PIB.

El déficit y el paro

Rajoy destacó que los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social de abril son una "buena noticia" por cuanto se ha reducido el desempleo en casi 83.600 personas y la ocupación ha registrado su segundo mejor abril desde 2001, con un incremento de cotizantes de 158.000 personas.

Asimismo insistió en que le importa mucho más alcanzar esa cifra de 20 millones de ocupados que reducir el déficit por debajo del 3%. "A la Comisión Europea le gustaría que redujéramos más el déficit, a mi también, pero yo quiero que España siga creciendo y creando empleo", explicó. Así, señaló que España es el país de la UE que más ha rebajado el déficit en estos años y que, para él, sería un "disparate ponerse a recortar sin más" sólo para reducir el déficit por debajo del 3%.

"La clave es reducir el déficit, pero creando empleo y creciendo y yo estoy contento y satisfecho, aunque necesitemos más tiempo para bajar el déficit (del 3%)", indicó Rajoy, que se reiteró en su objetivo de lograr un déficit público del 2,9% del PIB en 2017.