| 23 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El candidato de En Marea, Luis Villares, respaldado por su equipo.
El candidato de En Marea, Luis Villares, respaldado por su equipo.

Un juez frena el intento de En Marea de manchar de sangre la campaña de Feijóo

Las encuestas que sitúan al PP gallego nuevamente cerca de la mayoría absoluta han puesto nerviosos a algunos. Que se prepare el candidato popular para dos semanas de acusaciones e insultos.

| A.I.M. España

En Marea va a por todas en la campaña gallega que arranca oficialmente en la medianoche de este jueves. Y a por todas es, dicho de otra forma, a por la cabeza de Alberto Núñez Feijóo. Sea como sea, puesto que el líder del PPdeG va en trayectoria ascendente en las encuestas y tiene la mayoría absoluta de nuevo al alcance.

A su candidato, Luis Villares, le sabe a poco limitarse a calificar al presidente de la Xunta de "mentiroso" y "miserable", como lo viene haciendo en diversas entrevistas (la última, una en la radio vasca). Así que en los últimos días ha subido de revoluciones y ha pasado a acusar a Núñez Feijóo poco menos que de dejar morir a varios enfermos de hepatitis C.

Villares, juez en excedencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia para más inri, quiere hacer del caso Sergas (el servicio gallego de salud) uno de los ejes de su campaña contra el PP gallego. Pero se ha topado con el magistrado que lo instruye, que no está dispuesto a seguirle el juego.

En Marea confiaba en que el titular del juzgado número 3 de Santiago de Compostela, Andrés Lago Louro, les hubiera echado una mano de forma indirecta con dicha causa, en la que están imputados dos responsables de la Consejería de Sanidad por el supuesto retraso en el suministro de medicamentos a enfermos de hepatitis C por cuestiones presupuestarias. Algunos de los cuales fallecieron.

Se trata del entonces director de Asistencia Sanitaria, Félix Rubial, y la subdirectora de Farmacia, Carolina González-Criado, que declararon ante el juez en abril por un posible delito de prevaricación administrativa. La Fiscalía va mucho más allá y habla de homicidio imprudente. La Xunta y su presidente siempre han defendido la profesionalidad de los responsables del Sergas.

Sin embargo, En Marea y su candidato se han encontrado con que el magistrado ha prolongado hasta junio de 2017 la fase de instrucción por su complejidad. En principio ésta debía acabar este verano y En Marea tenía muchas esperanzas puestas en su resultado. Así que el Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de Compostela no va a dar titulares a Luis Villares, que se ha quedado sin causa judicial contra el PP para esta campaña.