| 19 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra Teresa Ribera
La ministra Teresa Ribera

El Gobierno da la espalda a Murcia para frenar el desastre del Mar Menor

El Ministerio de Transición Ecológica no se ha sumado a la propuesta de firma un convenio que permita al Ejecutivo murciano llevar a cabo las actuaciones necesarias para frenar su deterioro.

| A. J. España

El Gobierno ha dado la espalda al Mar Menor. La tragedia ecológica que se está viviendo en la laguna no es suficiente para que el Ministerio de Transición Ecológica se abra a firmar un convenio que permita al ejecutivo de la Región de Murcia la retirada de fangos, lodos y secos de las playas del Mar Menor.

Según ha señalado el presidente de la comunidad, Fernando López Miras, ha recibido "otro no del Ministerio", pese a que el Mar Menor necesita "actuaciones urgentes", algo que sigue sin ocurrir pese a que el departamento dirigido por Ribera "solo tenía que firmar el convenio para que nosotros limpiásemos los lodos y los fangos con nuestro presupuesto".

 Para López Miras ya no "hay más tiempo para pasar la pelota de un tejado a otro", algo que a su juicio ha realizado el Gobierno, ya que según ha publicado La Verdad, las razones de Ribera para esta negarse a firmar el convenio se circunscriben meramente al ámbito competencial.

El Ministerio considera que tanto el Gobierno regional como las administraciones locales, ya disponen de las atribuciones necesarias para tramitar estas operaciones, aunque ha advertido  cualquiera de ellas requerirá de la autorización ministerial.

 

 

Es decir, el departamento dirigido por Ribera deja claro que pueden hacerlo, pero sólo si ellos dan el visto bueno, reservándose, de esta manera, la última palabra acerca del futuro del Mar Menor.

De hecho, según señala este diario, la directora general de la Costa y el Mar del Ministerio, Ana María Oñoro, ha señalado que Murcia "está plenamente legitimada para promover la adopción de cualquier medida para corregir la contaminación y eutrofización del Mar Menor, sin perjuicio de las competencias de otras administraciones y de la necesaria colaboración entre todas ellas, y sin necesidad de encomienda de gestión alguna".

Sin embargo, apostilla que "lo que sí se precisará para la ejecución de las actuaciones a desarrollar, bien por la administración autonómica, bien por la local, es la autorización de este centro directivo, al tratarse de actuaciones a realizar en el dominio público".

El Ministerio, citando un estudio del  Instituto Español de Oceanografía, considera, además,  que el dragado "aumenta la toxicidad de las aguas" al movilizar los sedimentos y que estas actuaciones "no están relacionadas con la recuperación del ecosistema, sino más bien con la optimización del uso del baño". 

Sin embargo, según el Gobierno murciano, "se ha podido constatar que los fangos, lodos y secos en el Mar Menor influyen negativamente en la salubridad de las aguas y la calidad ecológica y paisajística", por lo que están dispuestos a trabajar lo más rápido posible para solucionar la situación de la laguna. 

PSOE y Podemos vota en contra de la ley que endurece la normativa de vertidos en el Mar Menor

Pero además, la situación del Mar Menor ha llegado también este lunes a la Asamblea murciana, donde el Gobierno ha llevado una proposición de ley para modificar la ley de recuperación y protección de la laguna salada. Esta norma busca endurecer la normativa de los vertidos tanto de aguas freáticas como pluviales. Sin embargo, se ha encontrado con la negativa de PSOE y Podemos.

Jesús Cano, del PP, ha considerado paradójico que el Gobierno nacional "aún no haya movido ni un dedo por la recuperación del Mar Menor. De las propuestas planteadas a la ministra solo hemos sabido que nos van a decir que no".

El Gobierno "deja mucho que desear"

De hecho, el consejero de Medio Ambiente, Antonio Luengo, ha señalado, sobre la retirada de fangos, que la actitud del Ministerio en este sentido "deja mucho que desear", ya que es quien debe, ha apuntado, llevar a cabo esa retirada.

Sin embargo, ha apuntado que desde el Gobierno regional se va "a seguir con trámites como la contratación de la redacción del proyecto y la evaluación del impacto ambiental para poder llevar a cabo esa retirada de fangos y lodos", ha añadido.