| 23 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Conexión Benidorm-Dénia, de la línea 9 del TRAM de Alicante.
Conexión Benidorm-Dénia, de la línea 9 del TRAM de Alicante.

El PSOE descarrila: los trenes comprometen su futuro seis Comunidades

Asturias, Cantabria, Valencia, Madrid y Extremadura tienen problemas con sus trenes relacionados con chapuzas o falta de inversión

| Benjamín López España

¿Qué le pasa al PSOE con los trenes? La gestión ferroviaria, a priori una cuestión que no suele entrar en la polémica política, amenaza con amargarle la campaña electoral en varias comunidades autónomas como Asturias, Cantabria, Valencia, Extremadura y Madrid. Chapuzas, falta de inversión y negligencias de todo tipo tienen la culpa. 

 Asturias y Cantabria, con sus trenes que no caben por los túneles; la Comunidad Valenciana, con unos tranvías de 43 millones de euros que no puede cruzar los puentes porque pesa demasiado; Madrid, con los trenes de Cercanías abandonados por el Ministerio de Transportes, y Extremadura, con un tren Ave sin alas que vuela a cámara lenta y sufre problemas día sí y día también. 

FEVE en Cantabria

El caso más sonado es el de Asturias y Cantabria con sus ferrocarriles de vía estrecha que no caben por los túneles. El escándalo, que ha comprometido una inversión pública de 260 millones de euros, se ha cobrado ya las cabezas del presidente de Renfe y la secretaria de Estado de Transportes

Con eso el Gobierno intenta poner un torniquete político a la sangría electoral que puede sufrir en esa dos comunidades. Los ciudadanos seguirán pagando la chapuza tres años más, hasta que los nuevos trenes lleguen a las vías. Mientras tanto, el Ministerio de Transportes les dará gratis el servicio, hasta 2026. Para compensarles por las molestias, dice.

No han merecido el mismo trato los extremeños. Para ellos, ciudadanos de segunda al parecer para este Gobierno, no va a haber compensaciones cuando falle ese tren supuestamente Ave que les une con Madrid. 

Extremadura, de segunda

 No han merecido el mismo trato los extremeños. Para ellos, ciudadanos de segunda al parecer para este Gobierno, no va a haber compensaciones cuando falle ese tren supuestamente Ave que les une con Madrid. 

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, lo ha dejado bien claro: "las situaciones no son equiparables y por lo tanto nosotros lo que tenemos que hacer es adoptar medidas y aportar soluciones en función del impacto que se tiene". Lo dicho, los extremeños parecen de peor condición que los asturianos o cántabros.

Alicante-Denia

 El la Comunidad Valenciana del socialista Ximo Puig, la chapuza está en la Línea 9 del tranvía que une Alicante con Denia. La Generalitat encargó 6 trenes por 43 millones de euros, pero resulta que no pueden cruzar tres puentes metálicos del recorrido que no soportan el peso de esos nuevos trenes. Eso obliga a los usuarios a hacer un trasbordo en un recorrido de 100 km en el que tardan en total 3 horas. Ver para creer. 

En la Comunidad Valenciana nadie ha asumido ninguna responsabilidad por la chapuza. Es más, el Gobierno presume de haber modernizado la infraestructura y aseguran que en cuanto terminen las obras de adecuación los trenes funcionarán con total normalidad. Lo que no dicen es que eso, como mínimo son tres años de espera porque hoy ni siquiera está el proyecto para sustituir esos puentes en marcha. 

El Cercanías en Madrid

Y queda el caso de Madrid. La Comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso no es precisamente la preferida del Gobierno de Sánchez. Y los ciudadanos pagan las consecuencias, por ejemplo con las inversiones que no llegan para los trenes de Cercanías, una infraestructura que depende del Ministerio de Transporte. 

Las averías en los trenes de Cercanías madrileños, vitales para millones de personas que los usan a diario para ir a trabajar o estudiar, son el pan nuestro de cada día. La situación ha llevado al hartazgo de la Comunidad de Madrid a la que además el Gobierno le niega la inversión porque, dice el Ministerio, "no es necesaria". 260 averías en el último año, pero no es necesario invertir. 

Así lo denunciaba Ayuso esta semana: "Esto ya lo decimos desde hace mucho tiempo: es causa de la falta de inversión del Gobierno en Madrid en esta materia. Había planes destinados a la Comunidad que se quedaron en el cajón por motivos políticos. Esto es insensato y esto lo pagan todos los días miles de personas que se quedan sin poder o acudiendo tarde a sus distintas responsabilidades". 

Esto es insensato y esto lo pagan todos los días miles de personas que se quedan sin poder o acudiendo tarde a sus distintas responsabilidades

Tanto es así que incluso algún alcalde de izquierdas de la Comunidad de Madrid, como el de Pinto, denuncia lo mismo, el abandono por parte del Ministerio

Conflictos de diferente causa en diversos territorios que tienen algo en común: los trenes como eje de la polémica. Los socialistas corren el riesgo de descarrilar de aquí al 28-M