| 18 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Rajoy está relajado en campaña manejando los tiempos a su gusto.
Rajoy está relajado en campaña manejando los tiempos a su gusto.

Rajoy admite el porqué de su "no debate" y anuncia dos nuevas medidas

Mucho se le criticó pero al líder del PP le está saliendo redonda su estrategia y se le nota satisfecho. Tanto, que maneja los tiempos a su antojo y hasta se "pitorrea" de los rivales.

| ESdiario España

El presidente del Gobierno y candidato del PP a las generales de diciembre, Mariano Rajoy, está "a gusto" y se le nota. Muchos criticaron su manera de hacer campaña frente a sus muy mediáticos rivales, pero el tiempo está dándole la razón y a estas alturas de la película, ni el propio Rajoy duda de que el PP será el más votado mientras PSOE, Podemos y Ciudadanos se pelean por las demás posiciones. Así lo dejó caer este jueves en Los Desayunos de TVE, donde se mostró especialmente relajado: "Me siento francamente bien. Esta es la campaña de mi vida en la que más a gusto me encuentro. Estoy de muy buen humor". 

Y es que sus sonadas ausencias en algunos debates al final han terminado por salirle bien. Mientras sus rivales se están quemando entre ellos, a Rajoy las encuestas le sonríen y si en algún momento dudó ahora parece convencido de haber tomado la decisión correcta no asistiendo a los denominados "debates a cuatro". De hecho, cuando María Casado le sacó a relucir las críticas por no asistir, Rajoy se mostró más rotundo que nunca y hasta se permitió el lujo de ironizar. Si no fue al debate a cuatro, no fue porque le sacaran a relucir temas de corrupción (sobre los que sí piensa debatir en el "cara a cara") sino porque "siempre he ido a un debate a dos, el clásico, entre el líder del Gobierno y el líder de la oposición". Más aún, dijo con socarronería que al final Pedro Sánchez acabó "peleándose con otros señores distintos con los que no tenía que pelearse". Incluso dejó caer críticas veladas a los nuevos productos de la televisión y el marketing: "Nosotros somos otra cosa".

No obstante, por primera vez, Rajoy tuvo sus dudas cuando Casado le preguntó por su principal adversario en las urnas. Meditabundo ("esa es un buena pregunta", reflexionó) terminó decantándose por el PSOE como su enemigo electoral natural, pero parece que ya no lo tiene tan claro como antes.

En cualquier caso, Rajoy está cómodo esta campaña y maneja los tiempos como a él le gusta. Y hasta se permitió sacar a relucir dos nuevas bazas que tenía guardadas en la manga y anunció dos nuevas medidas económicas si el PP gana las generales:  eliminará el pago del IRPF durante el primer año a los parados que encuentren un empleo. Tampoco tributarán por este impuesto las personas que decidan seguir trabajando una vez cumplida la edad de jubilación.

El líder del PP precisó que en ambos casos habrá límites y que si éstos se superan, sí que habrá que pagar el impuesto. "Si se recibe un sueldazo, pues sí, en ese caso se pagará IRPF", apuntó Rajoy, que indicó que si la gente sigue trabajando más allá de la edad de jubilación el Estado se ahorraría una pensión. Asimismo, avanzó que los parados que monten un negocio no pagarán IRPF durante los dos primeros años.

También recordó que su intención es continuar bajando el IRPF si sigue al frente del Gobierno en la próxima legislatura, de manera que bajará el tipo marginal mínimo del 19% al 17% y el tipo máximo, del 45% al 43%. Por otro lado, Rajoy aseguró que no tiene pensado hacer una nueva reforma del mercado laboral y calificó de "disparate" la intención de "algunos", en referencia al PSOE, de derogar la actual. "Hay empresas del sector del automóvil que han venido a hacer aquí algunos prototipos por la reforma laboral", resaltó.