| 26 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Alberto Núñez Feijóo, en una imagen de archivo
Alberto Núñez Feijóo, en una imagen de archivo

La demoledora frase de Feijóo que retrata a Podemos y les hunde aún más

Alberto Núñez Feijóo ironiza acerca del papel de la formación morada en la política nacional y apunta a que ahora sí que les interesan los sillones cuando siempre han defendido lo contrario.

| Mariola López España

Es una Legislatura de desgaste, y eso parece tenerlo claro Alberto Núñez Feijóo, presidente del Partido Popular. En una entrevista concedida a RG (Radio Galega), el líder de la oposición ha puesto blanco sobre negro el papel de Podemos en el panorama político actual, hurgando en la aún supurante herida provocada por el enfrentamiento el entre la formación morada con Sumar y con el PSOE. Y allí han ido a parar los dedos del dirigente popular.

Todo a costa, claro, de que Podemos se ha quedado sin ministerios: ni Irene Montero ni Ione Belarra forman ya parte del Ejecutivo y su papel ha pasado a un segundo plano. "Podemos se presentó en política para acabar con la casta y han acabado todos discutiendo por el sillón", indicó Feijóo, que tiene claro que en el momento actual "hay interés en amordazar a los diputados de Podemos". "Sólo ellos saben cómo acabarán dentro de la coalición" que forman con Sumar, indicó.

Con los dedos en la llaga, Feijóo no dudó en expresar las tremendas dificultades que tendrá el Gobierno Frankenstein de Pedro Sánchez en sacar adelante cualquier iniciativa parlamentaria. "En las situación actual, el Gobierno necesita que le digan simultáneamente sí, todos los días" los diputados de ERC, Junts, Bildu y Podemos.

5.300 euros al mes por dos años

Mientras, Vozpópuli publica hoy que Irene Montero tiene dos semanas para solicitar la indemnización de que pueden disfrutar los ex ministros y ex secretarios de Estado del 80% de su salario durante dos años (63.532 euros anuales, unos 5.300 euros mensuales). Se trata de una canonjía para premiar su paso por el Gobierno de la que no pueden disfrutar el resto de ciudadanos. Ione Belarra y Lilith Vestrynge, por su parte, no podrán solicitar ninguna cantidad (la primera como ex ministra, la segunda como ex secretaria de Estado) porque son diputadas y esa canonjía es incompatible con la posición, a menos que renuncien.