| 18 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

Sánchez se une al discurso populista de Podemos y amenaza a Ferrovial

El presidente del Gobierno, como sus socios, sigue en su línea de ataque a las grandes empresas y afirma que investigarán si la marcha de Ferrovial España "se corresponde con la legalidad".

| Raúl Puente España

El traslado de la sede social de Ferrovial a Países Bajos puede suponer un antes y un después para muchas grandes empresas de nuestro país. El trato del Gobierno y los ataques continuos de Pedro Sánchez y sus socios de Podemos hace que la situación de algunas de las compañías más importantes de nuestro país penda de un hilo. Para Sánchez son "los poderosos", empresarios que, según él, conspiran en la sombra junto al Partido Popular contra su Gobierno.

El mejor ejemplo de estas descalificaciones y ataques es Juan Roig, presidente de Mercadona, que ha centrado la ira de los representantes de Podemos durante estas últimas semanas, en especial, las de una Ione Belarra. La secretaria general de la formación morada parece desesperada por ser el centro de atención y ya de paso desviar la atención de, por ejemplo, los más de 700 delincuentes beneficiados por la ley del sí es sí de su compañera Irene Montero.

 

Ahora, el centro de los ataques de la izquierda está siendo Rafael del Pino, dueño de Ferrovial, que viendo el panorama ha decidido trasladar su sede a los Países Bajos. La izquierda se llena la boca esgrimiendo que el único motivo es para pagar menos impuestos, pero la realidad es que este país una calificación crediticia AAA, es decir, es más fiable que España a la hora de financiarse y la seguridad jurídica es mucho mayor.

Sánchez carga contra Del Pino y amenaza a Ferrovial

 

La decisión no ha sido vista del todo bien por Sánchez, que ha decidido unirse a sus socios de Gobierno y cargar contra Del Pino y Ferrovial. Y es que desde que se conociese la noticia, los ministros tanto socialistas como de Unidas Podemos han cargado contra lo que ellos llaman "codicia" y "antipatriotismo" de Del Pino.

Concretamente, el máximo dirigente del PSOE ha señalado que en España hay ejemplos de grandes empresarios comprometidos con su país, pero que después de este anuncio, queda claro que no es el caso.

Lo ha hecho en una comparecencia ante los medios desde Dinamarca, donde Sánchez ha asegurado que los empresarios tienen una enorme responsabilidad social en la sociedad "en la que nacen y desarrollan toda su acción" y que además hay en España ejemplos "extraordinariamente positivos" de grandes empresarios comprometidos con su país. "Desde luego, con este anuncio, no es el caso del señor del Pino", han sido sus palabras.

La cosa no ha quedado ahí y el dirigente socialista ha amenazado advirtiendo que el Gobierno va a seguir la situación y comprobará si el anuncio que se ha hecho "corresponde con la legalidad". Desde Moncloa creen que los motivos que ha esgrimido la familia Del Pino para su marcha no son suficientes y que la decisión corresponde solo a un beneficio económico.