| 24 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pablo Iglesias y Cayetana Álvarez de Toledo, en el Congreso.
Pablo Iglesias y Cayetana Álvarez de Toledo, en el Congreso.

Cayetana Álvarez de Toledo logra su primera victoria en su juicio con Iglesias

El fiscal pide al tribunal que se desestime la denuncia del padre del exvicepresidente contra la diputada del PP, por relacionarle en su día con el FRAP en el Congreso.

| Miguel Blasco España

Cayetana 1, Iglesias 0. La Fiscalía de Zamora ha pedido la desestimación de la demanda de Francisco Javier Iglesias contra la diputada Cayetana Álvarez de Toledo, en el marco del proceso abierto por la demanda del padre del exvicepresidente del Gobierno contra la política del Partido Popular por, presuntamente, atentar contra su honor.

 

La propia acusada ha confirmado esta novedad tras el juicio celebrado a puerta cerrada en el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Zamora, la ciudad donde reside el demandante.

Los detalles del caso se remontan a mayo de 2020, cuando Álvarez de Toledo se refirió a Pablo Iglesias, entonces vicepresidente segundo, como "hijo de un terrorista". La que en ese momento era portavoz del PP en el Congreso realizó esta afirmación en sede parlamentaria y la repitió más tarde en unas declaraciones concedidas al diario ABC.

En junio de ese mismo año, el aludido, Francisco Javier Iglesias, confirmó su intención de demandar a la responsable política, a la que ha solicitado una indemnización de 18.000 euros.

Tras el juicio celebrado de forma presencial en Zamora, Iglesias y su letrada han rehusado hacer declaraciones ante los medios, mientras que Álvarez de Toledo sí se ha situado ante los micrófonos para asegurar que ha acudido a la sede judicial con el objetivo de "declarar que la Tierra es redonda".

A juicio de la política del PP, tan evidente resulta ese dato como decir que "una persona que militó en una organización terrorista puede ser calificada como terrorista sin que se atente contra el honor de nadie".

En ese sentido, Álvarez de Toledo, ha vuelto a repetir que "el FRAP es una organización terrorista" y ha enumerado algunas de las ocasiones en las que tanto el demandante como su hijo, Pablo Iglesias, han reconocido la pertenencia de Francisco Javier a este grupo.

En concreto, la parlamentaria ha citado un artículo de Pablo Iglesias por la muerte de Santiago Carrillo, algún mensaje en redes sociales y una entrevista concedida por el demandante al diario Público en 2020: "Dijo que perteneció al comité para la creación del FRAP", ha advertido la diputada.

A partir de ahí, y tras elogiar la argumentación de su defensa, Álvarez de Toledo ha expresado su estupor por la estrategia utilizada por la acusación: "Han hecho algo sorprendente, como decir que eso eran bromas familiares, o algo más extravagante aún, como señalar que la entrevista de Público contenía errores que él no ha corregido más tarde", ha deslizado la acusada.