| 20 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La presión sobre Mercadona está siendo feroz.
La presión sobre Mercadona está siendo feroz.

Mercadona y Juan Roig sufren la ira y brutalidad de los piquetes por españoles

La cadena valenciana es la que más productos catalanes vende, pero eso qué le importa al independentismo. Sus trabajadores pararán dos horas pero los huelguistas quieren mucho más.

| ESdiario España

La huelga general patrocinada por la Generalitat (no descontará el sueldo a sus funcionarios que la secunden) y que por contra no cuenta con el respaldo de UGT ni de Comisiones Obreras está ocasionando los primeros problemas en Cataluña.

Hasta 37 carreteras han sido cortadas a causa de manifestaciones convocadas en protesta por los incidentes del domingo, día del referéndum ilegal. La principal vía afectada por estos cortes es la AP-7, que registra un total de 10 kilómetros en un tramo en Cerviá de Ter sentido Barcelona y otro corte en Sarriá de Ter (Gerona).

La presión sobre los empresarios es más feroz que de costumbre, habida cuenta de que este "paro de país" cuenta con el inusitado respaldo de las patronales de pymes Pimec y Cecot.

Los huelguistas se han cebado especialmente con Mercadona, del valenciano Juan Roig, una compañía que da trabajo a 11.726 catalanes y que cuenta con 256 tiendas en la Comunidad. Es la cadena de supermercados que más productos catalanes vende en España, pero eso es secundario para el independentismo. Lo que importa es que su presidente es español y presume de ello.

Ante la presión del secesionismo, la empresa decidió pactar de antemano con los sindicatos que todos sus supermercados harían paros de 14 a 16 horas. Sin embargo, a los piquetes les ha parecido del todo insuficiente y a primera hora de este martes se han plantado en muchos establecimientos de Juan Roig para cerrarlos.

En algunos, como el de Olot, lo han conseguido y amenazan con volverlo a hacer si abren de nuevo:  

También en el de Reus:

Mercadona se ha visto obligada además a anunciar que respeta la decisión de sus trabajadores de secundar la huelga y que no es cierto que les esté presionando, como ha denunciado el sindicato CNT.