| 14 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La presidenta del Congreso, Francina Armengol, durante su discurso
La presidenta del Congreso, Francina Armengol, durante su discurso

Armengol desata una nueva 'guerra' entre Feijóo y Sánchez: "Impresentables"

Los diputados y senadores de PP y Vox no han aplaudido el discurso de Armengol en la Apertura de la legislatura y el PSOE considera que fue todo un acto de deslealtad institucional.

| Hugo Pereira España

Parecía que iba a ser una mañana muy institucional en el Congreso de los Diputados, sin polémicas más que las esperadas ausencias, pero Francina Armengol, una vez más, ha roto con su discurso en la Apertura de la XV legislatura toda tranquilidad. En frente al Rey Felipe VI, la tercera autoridad del Estado ha sido aplaudida, tan solo, por los socialistas y los socios del PSOE allí presentes. Una "indignada" oposición, en palabras de un conocido popular, por un discurso "muy partidista",  ha negado todo aplauso a la presidenta del Congreso.

Francina Armengol "no está ejerciendo el papel que le corresponde", asevera una solvente fuente del PP a ESdiario, porque ha enarbolado "un planteamiento puramente político" con su discurso. Así, entienden los de Feijóo, ya que ella ha perdido "toda institucionalidad", los diputados y senadores del PP han decidido mostrar su disconformidad con la única posibilidad de rebeldía que cabía: no aplaudir.

Desde el PP insisten, además, que no fue una omisión meditada. El no aplaudir a Armengol "no estaba pensado de antemano", asegura una fuente de la dirección nacional del PP, sino que "a medida que iba pronunciando el discurso se fueron escuchando murmullos [en la bancada del PP]" y, consecuentemente, "optamos por no apaludir".

"Nunca un presidente del Congreso había hecho un uso tan sectario y espurio de su cargo como en estos momentos Armengol. Una ofensa institucional", llegó a publicar Cayetana Álvarez de Toledo en su cuenta personal de X.

 

El PSOE lo cataloga de "impresentable"

El malestar no reside tan solo en el PP o Vox por el discurso de Armengol. Los del PSOE han criticado por doquier en el Congreso la actitud de los populares. Si bien de Vox ya se esperaban que no aplaudieran a la tercera autoridad del Estado, los de Pedro Sánchez consideran "no institucional" que los de Feijóo no hayan aplaudido: "Siempre ponen [desde el PP] en valor al que ya no está porque la cuestión es atacar al que está", señala a este periódico una fuente muy cercana a Francina Armengol. "Antes atacaban a Meritxell Batet y ahora se ha convertido en buena para atacar a Armengol", asevera con visible enfado la fuente consultada.

"Hay una crispación en el Congreso que no es normal, yo jamás he visto tanta crispación como ahora", confiesa un veterano socialista a ESdiario. En todo caso, la misma persona consultada de la confianza de Armengol insiste que "Armengol está contenta" porque "entiende que pueda haber críticas de algún partido" y que está convencida de que "hay que apelar al diálogo como hizo en el discurso".

El difícil entendimiento entre el PP y el PSOE

El inicio de la XV legislatura ya evidencia cómo será el bronco devenir político de España. Si bien desde La Moncloa tildaban de "ejemplo" el alcance de un acuerdo entre Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, y el Gobierno de España referente a Doñana, parece que la sintonía entre el PP y el PSOE , incluso a nivel territorial-administrativo, destacará por su ausencia.

"La pelota está en el tejado del PP", asegura una conocida socialista a ESdiario. "Todo lo que sea necesario lo intentaremos", añade. Desde el PP, por su parte, hablan de una "oposición responsable y eficaz" y, reconocen a este periódico, que "un presidente autonómico debe velar por los intereses de sus ciudadanos". Pero más allá de estas lógicas palabras, no se ve una intención real entre ambas partes de acercar posturas.

Sin ir más lejos, las críticas en esta mañana de miércoles han volado de un lado a otro por Congreso, Whatsapp y Twitter (ahora X) y viceversa. 

"Tras el discurso sectario de Armengol, la aplauden los diputados socialistas y al aplauso se une el Letrado Mayor del Congreso. Los miembros de la Mesa no pueden manifestarse en Pleno y menos un funcionario", publicó en su cuenta personal de X el secretario general del PP de Madrid Alfonso Serrano.

"Creo que es una nueva demostración del Partido Popular de que ni la cortesía parlamentaria, ni el sentido institucional, ni la mínima educación, son adornos de este nuevo Partido Popular", criticó por su parte el portavoz del PSOE en el Congreso Patxi López.

 

Y todo sin contar con que mientras que el PSOE ve "impresentable" que el PP no haya aplaudido a Armengol, los del PP ven "indignante" que miembros de Sumar, partido coaligado al PSOE en el Gobierno, no hayan aplaudido al Rey.

Se espera que esta que inicia sea de todo menos una legislatura aburrida. Desde luego.