| 25 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La presidenta del PSOE, Cristina Narbona y el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños.
La presidenta del PSOE, Cristina Narbona y el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños.

Bolaños y Narbona, tramposos y torpes: pillados con las manos en la masa

Tanto el ministro de la Presidencia como la presidenta del PSOE votaron por Yolanda Díaz y Besteiro cuando estos no estaban presentes. Ahora la Mesa del Congreso toma cartas en el asunto.

| Raúl Puente España

Félix Bolaños y Cristina Narbona intentaron pasarse de listos pero fueron pillados con las manos en la masa. Y es que, en estos días donde hay una cámara en cada esquina, es difícil que no te acaben pillando. Fue en el último pleno cuando, en la votación para una proposición de ley sobre cajeros automáticos en localidades pequeñas, ambos votaron en un escaño que no les correspondía por sus compañeros ausentes.

Las imágenes -que se hicieron virales al día después en las redes sociales- muestran a Bolaños charlando tranquilamente con la ministra María Jesús Montero cuando llega la votación en cuestión. Es entonces cuando el ministro de la Presidencia se levanta y va, lo más disimuladamente posible, hasta el escaño de Yolanda Díaz y emite el voto por ella, también avisado por la fila de atrás. Después, regresa a su asiento sin avisar del error o la circunstancia.

En el caso de Narbona, presidenta del PSOE, hizo lo propio pero en el escaño del candidato socialista a las próximas elecciones gallegas, José Ramón Gómez Besteiro. Precisamente por ese motivo, ya que Besteiro está de campaña en Galicia, no está acudiendo a estas sesiones. Sin embargo, su voto quedó contabilizado, llamando -como es lógico- la atención a la hora de revisar los resultados.

 

Y es que a la hora de computarse los votos se vio que habían votado dos diputados ausentes y que figuraban como ausentes dos que sí estaban en el hemiciclo. Es decir, votaron por sus compañeros pero no emitieron el suyo, haciendo la chapuza aún mayor.

Por lo tanto este martes la Mesa del Congreso ha acordado anular los votos emitidos por Bolaños y Narbona al comprobarse que votaron en los escaños que no les correspondían.