| 21 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Yolanda Diaz.
Yolanda Diaz.

Yolanda Díaz, sus simpatías abertzales y otras de sus “cosas chulísimas”

En su primer desempeño político en Ferrol contrató un concierto de un grupo proetarra que ensalzaba a ETA y siempre ha mostrado admiración por Castro y Chávez

| Benjamín López España

No niega que es comunista, pero define el comunismo como “democracia e igualdad” nada menos, tal y como dijo en una entrevista el 9 de abril de 2021. Así es Yolanda Díaz, un lobo de extrema izquierda con piel de cordero moderado. Ha sabido con el tiempo dulcificar su imagen, sus gestos y su mensaje, pero mientras sonríe apuñala por la espalda. Y si no, que le pregunten a Pablo Iglesias. Detrás de esa simpática imagen que proyecta y de esa forma de hablar de profesora de Barrio Sésamo hay una estrategia para esconder deliberadamente su reciente pasado cargado de “cosas chulísimas” que a buen seguro prefería borrar de su currículo. Aquí algunas de ellas. 

En el ferrol apoyó a un grupo musical proetarra

Su primer ‘trabajo’ como política fue el de teniente de alcalde del Ferrol donde como cabeza visible de Esquerra Unida formó coalición de Gobierno con el PSOE. La entente duró 15 meses escasos, fue un desastre, pero Yolanda Díaz, entonces morena y con un look mucho más descuidado y proletario, tuvo tiempo de protagonizar un oscuro episodio bastante desconocido para el gran público.

Fue en verano de 2007. Díaz, entonces concejal de Cultura además de teniente de alcalde, contrató un concierto de la Banda Bassotti conocida en el mundo abertzale por su apoyo a ETA. La AVT pidió formalmente al Ayuntamiento que suspendiera la actuación de este grupo italiano que, por ejemplo, tenía una canción titulada ‘Yup la la’ con versos como estos: “Te vitoreamos, ETA/ tú eres el el brazo del pueblo/ grande es tu fuerza/ el pueblo está protegido”; “más vale que Madrid y París lo
aprendan de una vez/ no se puede oprimir a los vascos eternamente”.

A pesar de la evidencia, Yolanda Díaz negó la mayor. “Comulgan con una ideología comunista, no tienen nada que ver con el terrorismo", aseveró entonces. Y añadió que su obligación como responsable de Cultura era “garantizar la pluralidad” y propiciar que "todo el mundo se exprese
libremente”.

 

La republicana que guillotinaría a un Rey

A Yolanda Díaz le despierta más simpatía esa banda amiga de ETA que la monarquía. De eso hay pocas dudas a tenor de su comportamiento en un pasado no demasiado lejano. También durante su corto mandato como teniente alcalde de Ferrol tuvo tiempo de hacerle un desplante a la entonces Reina Sofía que acudía a inaugurar una exposición fotográfica dentro de los actos de conmemoración de la concesión del título de ciudad a Ferrol. Era el 15 de octubre de 2008. Díaz ya dejó muy claro entonces que IU es una formación “republicana” y que no asisten a ningún acto de la Casa Real si no es "estrictamente institucional”.

Toda una declaración de intenciones, muy descafeinada eso sí en comparación con su aparició seis años y medio después en la televisión gallega. El 2 de junio de 2014, durante su intervención como invitada al programa, Díaz afirmó que era una “lástima que, efectivamente, nuestro monarca, nuestra historia, pues no tuviera la suerte histórica y profunda, civil también, de haber cortado la cabeza, guillotinado a un rey”.

 

Loas a Fidel Castro

No solo simpatiza Yolanda Díaz con los amigos de ETA. También con los dictadores como Fidel Castro, represor de Cuba durante 49 años en los que se violaron -y se violan- sistemáticamente los derechos humanos de los ciudadanos. Tras su muerte en La Habana el 26 de noviembre de 2016,
la actual vicepresidenta del Gobierno no tuvo reparos en mostrar su admiración al tirano.

“Fidel uno de los imprescindibles del SXX. Un revolucionario. Con él caminaron y caminarán los pueblos”, escribió en Twitter.

 

El tuit permanece aún en su Twitter personal. No lo ha borrado. Bien porque no se arrepiente de aquello o bien porque aunque le interesaría no haberlo escrito nunca, ya es demasiado tarde para tratar de borrarlo. No favorece a su impostada imagen de moderada, casi centro izquierdista,
pero no hay vuelta atrás.

Loas a Hugo Chávez

En su nómina de dictadores favoritos no puede faltar el gran inspirador de la actual extrema izquierda española integrada por Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y la propia Yolanda Díaz, entre otros muchos.

Aunque ella, que se sepa, no ha sido asesora de Chávez ni asidua visitante del país caribeño bajo su mandato, sí ha sido una declarada admiradora del sátrapa venezolano.

“Esta asamblea federal quiere desear la pronta recuperación del comandante Hugo Rafael Chavez Frías, presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Saludamos su insustituible papel en la puesta en marcha de la revolución bolivariana y sobre todo su pretensión de conseguir sacar de la exclusión social al 30% de los venezolanos y venezolanas”, afirmó Yolanda Díaz en 2012 durante su intervención en la X Asamblea Federal de IU.

No terminó ahí su declaración de amor al represor venezolano. “Reconocemos en él al más digno libertador. Chavez ha retomado el sueño de la unidad de los pueblos de América, El acuerdo del ALBA, UNASUR, etc. Proyectos de emancipación que son hoy una realidad gracias al liderazgo del compañero Hugo Chávez. Los pueblos del mundo necesitan la pronta recuperación de Chavez para que vuelva a ocupar su puesto de combate y conseguir entre todos un mundo más justo”, concluyó.

Unas pinceladas que retratan a la verdadera Yolanda Díaz, la que se esconde bajo su pedicura bien hecha, su tinte rubio, sus vestidos de diseño y su sonrisa forzada. La imagen que seguramente quiere esconder a toda costa.