| 30 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Debate en RTVE
Debate en RTVE

Moreno muestra su solvencia con datos en un debate en el que todos le atacan

Marín contundente en sus palabras, Espadas no se separa de las políticas de Sánchez, mientras que Olona no suaviza su discurso y desata a Teresa Rodríguez, que ha estado por encima de Nieto.

| Manuela Herreros España

Este primer debate las elecciones andaluzas del 19J en RTVE ha tenido desde el inicio un objetivo común para la mayoría de los candidatos, Juanma Moreno, y poco conflicto para los presentadores Paloma Jara y Xabier Fortes por la moderación mostrada por todos.

En escena los seis representantes que luchan por gobernar la Junta de Andalucía: Juan Espadas (PSOE-A), Juanma Moreno (PP), Juan Marín (Cs), Inmaculada Nieto (Por Andalucía), Macarena Olona (Vox) y Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía).

Y la mayoría han coincidido en atacar al representante popular, actual presidente de la Junta, que ha sido la "diana" o "el hombre de moda", como él mismo ha señalado, del resto de fuerzas. Una opción lógica, cuando los populares han gobernado esta última legislatura junto con Ciudadanos, poner el foco en la gestión para tratar de derribar en directo a Moreno que ha solventado uno a uno los bloques de debate utilizando las cifras que demuestran cambio en la región.

Todo ello recordando el duro golpe de la pandemia que el resto de oradores han tratado de omitir y consiguiendo salir de esa crisis con un crecimiento económico por encima de la media nacional. Por ello, desde el inicio del debate hasta el final se ha mostrado optimista en seguir en esa misma senda, frente a un Juan Espadas al que se le ha notado el rodaje de la precampaña pero ha tenido que acudir continuamente a las políticas de Pedro Sánchez como modelo para aplicar en Andalucía.

Sin embargo, para Moreno, que ha recordado que su principal rival Espadas llegó a la Junta en el año 1990 y la herencia que dejan sus siglas con él dentro dejado a la comunidad a la cola de en estas elecciones sólo hay dos opciones: "Tenemos la oportunidad de seguir avanzando o retroceder a la casilla de salida", para agregar que al PSOE "se le han acabado las ideas" después de casi cuarenta años gobernando la Junta. Así ha hecho un llamamiento a los "andaluces serenos que trabajan honestamente, a esa mayoría que está en la centralidad".

Marín contundente en sus intervenciones

También el candidato de Ciudadanos, Juan Marín, ha sido rotundo en cada una de sus intervenciones y ha defendido el crecimiento de empleo, en autónomos, empresas o exportaciones, reafirmando la estabilidad del pacto de gobierno incluso hasta en este punto de la campaña.

Marín, que en su arranque y cierre se ha dirigido "de tú" al público, ha reiterado su intención de renovar un gobierno que ha funcionado y "no se tiene que cambiar". Así se ha convertido en apoyo de Moreno, frente a una izquierda que ha lanzado los mismos mensajes que se podían escuchar décadas atrás con el recorte de servicios públicos. Por ello, en las dos horas han salido a relucir las infraestructuras sanitarias abandonadas por el PSOE-A o la corrupción como "el impuesto más caro que pagan los andaluces", según ha interpelado Marín.

Olona con un discurso duro y en momentos excesiva

La participación de la candidata de Vox ha sido una de las grandes curiosidades para el público y Macarena Olona ha mantenido los mismos lemas que lanza en campaña. Tras una atrevida entrada en la que ha criticado que hayan tratado de que "no se la escuche" y no sea candidata, ha lanzado un ataque directo a la corrupción socialista de "los burdeles" y "la cocaína".

Pero Olona ha hecho algunos compromisos que han provocado que Teresa Rodríguez haya interrumpido en varias ocasiones a la candidata de Vox, así como Espadas también ha mostrado su rechazo a sus planteamientos en asuntos como la inmigración irregular o la violencia hacia las mujeres. Máximo desencuentro entre ellos, mientras que ha sorprendido la falta de entusiasmo de la candidata de la coalición de izquierda Inmaculada Nieto, que ha comenzado el programa defendiendo su proyecto feminista, y que a penas se ha dirigido a Vox en las dos horas.

Dos izquierdas con una visión territorial distinta

En el caso de Rodríguez y Nieto no han protagonizado ni desencuentros ni lo contrario al tratar los distintos temas, pero si que hay diferencias en cuanto a la forma de plantear las directrices de su partido.

En el caso de Nieto ha hecho varias referencias a la vicepresidenta Yolanda Díaz como responsable de los datos de paro en la comunidad y se pliega a Madrid, mientras que la representanta de Adelante no quiere ninguna interferencia y defiende un proyecto netamente andaluz como existen en otros territorios. El tono coloquial de Rodríguez y su postura clara en muchos asuntos se ha impuesto a Nieto, que ha mantenido un tono demasiado plano.

Se quedan aún muchas dudas de cara a estas elecciones como los posibles pactos. Aquí Moreno desea gobernar en solitario y evitar un gobierno 'Frankenstein' con el PSOE y ocho partidos de izquierda; Marín quiere volver a ser socio del PP y no piensa pactar con Vox ni con el PSOE; Espadas está dispuesto a negociar con la izquierda y frenar a Vox a toda costa, y Nieto y Teresa no abordan el asunto pero al igual que el socialista han cerrado el debate haciendo un llamamiento a la movilización del electorado.

Ahora quedan 13 días para seguir escuchado sus argumentos en unas elecciones decisivas para todo el país y donde votan 6,5 millones de andaluces. Según los expertos se estima que este tipo de debates puede mover entre un uno y cuatro por ciento de los votos y suele ser más decisivos para aquellos partidos que se encuentran al borde de una mayoría, como es el caso del Partido Popular, o aquellos grupos que juegan su permanencia como puede ser Ciudadanos o Adelante Andalucía.