| 26 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Manuel Valls entre Aznar y la vicepresidenta.
Manuel Valls entre Aznar y la vicepresidenta.

Saltan chispas entre Soraya, Cospedal y Aznar en su reencuentro en San Sebastián

La entrega del Premio Gregorio Ordóñez al exprimer ministro francés Manuel Valls unió a todos ellos este sábado. En principio iba a estar también Rivera, que se lo pensó mejor.

| ESdiario España

Juntos bajo el mismo techo pero cada uno por su lado. Soraya Sáenz de Santamaría y José María Aznar coincidieron este sábado en San Sebastián con motivo de la ceremonia de entrega del Premio Gregorio Ordóñez 2017 al exprimer ministro fracés Manuel Valls.

La vicepresidenta y el expresidente se vieron las caras y se limitaron a saludarse de forma gélida, sin intercambiar palabra.

La relación entre Aznar y el partido a cuya presidencia de honor renunció voluntariamente hace algo más de un año no ha hecho sino ir a peor a raíz de los guiños de éste a Albert Rivera.

De hecho en principio estaba previsto que el líder de C's estuviera en el acto de la Fundación Gregorio Ordóñez, lo que habría servido para alimentar el morbo, pero finalmente se lo pensó mejor y mandó a Juan Carlos Girauta.

Además de la vicepresidenta acudieron los ministros de Interior y Defensa, Juan Ignacio Zoido y María Dolores de Cospedal, así como el embajador de Francia en España, Yves Saint-Geours, y la juez de enlace francesa en España, Frederique Porterie.

También los patronos de la Fundación -a mayores de Aznar-: Jaime Mayor Oreja, María San Gil, Carlos Iturgáiz y Consuelo Ordóñez. Así como una nutrida representación del PP del País Vasco, con Alfonso Alonso, Iñaki Oyarzabal, y Borja Sémper a la cabeza.

Ante todos ellos Ana Iribar, viuda de Gregorio Ordóñez y presidenta de la Fundación que lleva el nombre del edil donostiarra del PP asesinado por ETA en 1995, afirmó: "Algunos no estamos por la reconciliación inmoral que promocionan instituciones vascas ni por el perdón".

Asimismo destacó el papel activo de Valls en la derrota policial de ETA y su "firme oposición al nacionalismo". "Tus distinciones, tu recorrido individual, tu conocimiento de la historia y tu participación activa en la política, tu colaboración con el Gobierno de España y tu compromiso leal con nuestras instituciones y ciudadanos te hacen más que merecedor de este premio", le dijo.

Por su parte, Valls sostuvo que "la derrota del terrorismo no es sólo policial, judicial, tiene que ser también una derrota política y cultural", por lo que "los criminales de ETA tienen que reconocer que se han equivocado y pedir perdón a la sociedad".