| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Rajoy, este viernes en su comparecencia tras la Cumbre de la UE en Bruselas.
Rajoy, este viernes en su comparecencia tras la Cumbre de la UE en Bruselas.

El PP espera un "revulsivo" inminente de Rajoy que puede descolocar a Rivera

“O nos ponemos las pilas y se toman decisiones por parte de quienes se pueden tomar o podemos dejar de ser el primer partido", advierte un barón en puertas de la Convención de Sevilla.

| Charo Zarzalejos España

El PP, hace apenas cuarenta y ocho horas se las prometía muy felices. Calculaban que el 155 se podría levantar en cuestión de días y que una vez superada la comparecencia de Cristina Cifuentes en la comisión de investigación del Congreso, sólo quedaba que el Gobierno enviara el proyecto de los PGE de 2018.

Con el 155 levantado, las perspectivas de aprobación de las cuentas públicas las veían mejoradas en relación a hace un mes. En ningún caso y pese a estas esperanzas de alivio ambiental, la dirección de los populares creían que iban a tener tiempos fáciles. “No, nos siguen esperando días complicados, pero si aprobamos los presupuestos, el escenario es otro bien distinto. Además -auguraban algunos-el tema de las pensiones, al final no nos va a salir mal”.

Hace dos días, los dirigentes contactados por EsDiario transmitían un mínimo alivio pero la respiración se les quebró durante toda la jornada del miércoles, cuando aparece un supuesto fraude relacionado con el master de Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos. El ambiente fue una mezcla perfecta de estupefacción, sorpresa y disgusto.

El desconcierto fue tal que se optó por el silencio. Hubo cerrojazo en los teléfonos, en las declaraciones y en las redes. Nadie sabia bien qué decir, salvo repetir lo de la presunción de inocencia pero “aquí ya nadie pone la mano en el fuego por nadie. Ha llovido demasiado. Nosotros no sabemos nada de este asunto y lo prudente es esperar a que la propia Cristina hable que es lo que ha hecho siempre, dar la cara”.

Pero resultó que Cristina Cifuentes tardó mucho en hacerlo y sólo a la noche y a través de un vídeo distribuido por las redes salió al paso de las acusaciones de falsedad en su currículum académico. Desde el gobierno de la Comunidad se ha hecho saber que dan el asunto por zanjado pero todos saben que no es así. Mas bien lo contrario.

En cuestión de horas, esa mínima sensación de alivio que existía hace dos días, se vino abajo. Cristina Cifuentes volvía a estar en el ojo del huracán y, para colmo, el 155 no se va a levantar a tenor de los acontecimientos catalanes. Con este artículo en vigor, el PNV no apoyará las cuentas públicas, pese a que los nacionalistas vascos están más que predispuestos a ello.

Si no hay presupuestos -cosa que algunos no se atreven a descartar de manera categórica- el panorama para el PP se complica hasta extremos difíciles de digerir. Aun en la hipótesis de que finalmente se aprobaran los PGE, en Génova no se descarta un “colapso de la legislatura”, ante la imposibilidad no sólo de llegar a acuerdos en los grandes temas pendientes - Educación, Financiación, Pacto de Toledo…- sino de que el Gobierno se viera condenado a no lograr ni un solo éxito parlamentario.

Reflexiones preelectorales

Estos nuevos días “horribilis” se producen cuando se ultima la Convención de Sevilla. Cada vez son más quienes son alguien en el PP que quieren que de la misma salga algo más que acertadas reflexiones.

Creen quienes tienen que presentarse en cuestión de un año a unas elecciones de suma importancia que “ha llegado el momento de dar una patada para adelante”. Quieren, sin demasiada esperanza, que Mariano Rajoy plantee algún revulsivo que levante el ánimo de afiliados y simpatizantes.

Desde Madrid, sólo nos llegan disgustos”, se lamentaba ayer mismo un destacado barón que, al igual que otros muchos, ven con pavor que acontecimientos como los vividos con protagonistas tan conocidos como Granados, Ignacio González y la propia Cifuentes “que ni está imputada ni nada por el estilo pero se habla de ella en términos poco gratificantes”, influyan negativamente a la hora de acudir a las urnas. Si a esto se suma una calle agitada por diversas reivindicaciones, el panorama “es muy duro”.

Hace ya algunas semanas era el propio Maillo quien aseguraba que la renovación del PP va a comenzar por las candidaturas para municipales. Habrá cambios “de caras y equipos” en más del cincuenta por ciento de los municipios españoles, vaticinó el número tres del partido. De entre todos estos municipios y comunidades, Madrid es la joya de la corona

Las reflexiones preelectorales están encima de la mesa, asi como listas de eventuales candidatos pero el clima de preocupación y de agobio ante acontecimientos sobrevenidos predomina en el que todavía es el primer partido de España pero que “o nos ponemos las pilas, se toman decisiones por parte de quienes se pueden tomar o podemos dejar de serlo”.