| 18 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Un joven diputado catalán casi desconocido da la sorpresa y tumba a Tardà

El Congreso vivió este martes un debate muy tenso en su vuelta a la normalidad tras el parón navideño, alargado hasta febrero. PP, PSOE y Ciudadanos siguen a una contra el independentismo.

| Javier Ruiz de Vergara España

A la espera de que los letrados del Parlament desatasquen con su esperado informe el bloqueo de la investidura del próximo presidente de la Generalitat, el minuto y resultado de la situación en Cataluña se movió este martes en los mismos parámetros de las últimas semanas. Puigdemont conmemorando sus cien días en el exilio y el juez Pablo Llarena haciendo de dique de contención de los independentistas.

El magistrado del Tribunal Supremo decidió  mantener en prisión al líder de la ANC, Jordi Sánchez. El magistrado avanza en su instrucción y ha encontrado nuevas pruebas del papel decisivo del máximo responsable de la Asamblea Nacional en el golpe del 1-O. 

Pero en el plano político, este martes sí dejó una novedad: el regreso de la carpeta catalana al Congreso de los Diputados, que retomaba su periodo ordinario de sesiones tras el largo parón navideño. Y como era de esperar, la situación en Cataluña monopolizó este primer pleno del nuevo periodo de sesiones. Lo hizo gracias a una moción defendida por Esquerra en la que instaba al Gobierno de Mariano Rajoy a iniciar un diálogo sin condiciones con los independentistas.Y entre ellos con el expresidente fugado.

Girauta hunde a Tardá:  "¿Quién ha ganado las elecciones en Cataluña? Repita conmigo: Ciu-da-da-nos"

En concreto, el texto que los republicanos llevaron al hemiciclo emplaza al Ejecutivo a "establecer, en base al reconocimiento del resultado de las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña y del mandato democrático emanado de las urnas, un dialogo bilateral con el Govern de la Generalitat con el objetivo de alcanzar una resolución de las demandas expresadas de manera permanente en Cataluña". La iniciativa ha sido rechazada con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos y, por contra, ha recabado el apoyo de Unidos Podemos, el PDeCAT y el PNV.

En el debate, y aunque se esperaba un tono más conciliador, el portavoz de ERC, Joan Tardà, denunció que el Gobierno tiene "una animadversión al enemigo ancestral" que, a su juicio es Cataluña, el "enemigo interior". El diputado independentista se refirió además al "Govern encarcelado y en el exilio", asumiendo el mensaje que Puigdemont había subido a Twitter horas antes. 

"Constatamos que el Estado continúa equiparando un proceso democrático de independencia con una rebelión violenta", llegó a decir Tardá desde la tribuna. "El diálogo bilateral es imprescindible para hacer posible la normalidad", advirtió. "Sin voluntad de diálogo se eternizará el problema y la inestabilidad se hará crónica en España", amenazó.

El juez Llarena ha decidido este martes mantener en prisión a Jordi Sánchez. Tiene nuevas prietas contra él por su papel decisivo el 1-0.

 

Pero como era lógico, el diputado de Esquerra solo encontró un aliado en el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, que acusó al Gobierno de "manipular a la Justicia" y "degradar la democracia".  Podemos apoyó la moción de ERC pero volvió a hacer un ejercicio de equidistancia reclamando que Puigdemont dé un paso atrás y se forme un gobierno ya.

Pero Tardá recibió cumplida respuesta de los partidos que apoyaron la aplicación del 155. Especialmente contundente y aplaudido fue el portavoz del PSOE, un joven y desconocido diputado por Gerona llamado Marc Lamuà, que se lo dijo así de claro: "El independentismo no tiene ni la mitad de los votos emitidos, no tiene legitimidad democrática". "Dejen ya de maltratar nuestras instituciones, lo que no consiguió la dictadura lo van a conseguir ustedes. ¡Basta ya!", enfatizó. "Desháganse del yugo de Puigdemont y sean útiles a Cataluña de una vez", añadió.

Lamuá (PSOE) a ERC y PDeCAT: "Dejen ya de maltratar nuestras instituciones, lo que no consiguió la dictadura lo van a conseguir ustedes. ¡Basta ya!"

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, se sumó al argumentario del socialista Lamuà para recordar a Tardà el resultado electoral del 21-D. "¿Quién ha ganado las elecciones en Cataluña? Repita conmigo: Ciu-da-da-nos", le espetó. "Ustedes han decidido que catalanes solo son quienes comparten su ideología, pero a ustedes no les corresponde decidir quien o no es catalán", remachó.

Y desde el PP, Alicia Sánchez Camacho, reprochó a Tardá su apoyo cerrado a Puigdemont y a "los del 3%", en referencia a Junts per Catalunya . "Es una tomadura de pelo que un fugado de la justicia pretenda gobernar desde Bruselas. Pretenden convertir la Generalitat en una gestoría", denunció.

La portavoz popular concluyó su intervención instando a Ciudadanos a que presente a Inés Arrimadas a la investidura. "Vamos a buscar lo que los une y actúen ustedes con responsabilidad", le dijo a Girauta.

En definitiva, el bloqueo en Cataluña ha regresado al Congreso con una fotografía  fija que confirma el buen estado de salud de la alianza entre PP, PSOE y Ciudadanos. Y la negativa de Esquerra y el PDeCAT a librarse del "yugo" de Puigdemont.

Este miércoles el debate catalán continuará en la primera sesión de control al Gobierno de la temporada. Espera un encontronazo entre Rajoy y Albert Rivera a cuenta del presunto uso del dinero del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) en el referéndum ilegal.

Y en el Congreso también, los partidos se preparan para una larga precampaña electoral para las europeas, autonómicas y municipales de 2019. Eso sí, Cataluña sigue marcando la agenda.