| 22 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pedro Sánchez en conversación con Yolanda Díaz en el Congreso
Pedro Sánchez en conversación con Yolanda Díaz en el Congreso

La doble cara de Yolanda Díaz: así es su estrategia con Pedro Sánchez y Podemos

Tras una imagen afable se esconde una gran estratega política que, al menos al principio, no le pondrá las cosas fáciles a un Pedro Sánchez que muestra honda debilidad en las negociaciones.

| Hugo Pereira España

Una de cal y otra de arena. Una de "el acuerdo está muy lejos con el PSOE", tal y como le aseguró Yolanda Díaz al Rey en esta segunda ronda de consultas, y otra de "no concebimos otro escenario que no sea alcanzar un acuerdo", tal y como asegura una muy solvente fuente de Sumar a este periódico.

La doble cara de Yolanda Díaz. Tras un riguroso y pensado cultivo de una afable imagen de cara al exterior, la vicepresidenta segunda del Gobierno en funciones de Sánchez -aunque ahora no lo parezca- esconde una prominente dureza en las necesarias exigencias para que conceda su apoyo al candidato socialista a revalidar la presidencia del Gobierno. "Exigimos a Sánchez avanzar en la dimensión social y laboral de cara al próximo acuerdo de coalición", trasladan a ESdiario fuentes próximas a Yolanda Díaz. 

Sin duda habrá acuerdo pero, primero, le harán a Sánchez sudar la gota gorda. Y no es un teatro. Las exigencias sí están encima de la mesa. Al actual presidente del Gobierno en funciones le tocará ceder hasta con Yolanda Díaz.

Las diferencias "notables" entre Sumar y PSOE

"No puede ser que el próximo Gobierno de coalición funcione a ralentí", advierten las mismas fuentes de Sumar a ESdiario. No solo se trata un acuerdo de investidura el que Pedro Sánchez quiere alcanzar con Yolanda Díaz, es, ante todo, un acuerdo de Gobierno. Y las cosas de palacio, van despacio. 

Yolanda Díaz le propuso esta mañana a Pedro Sánchez un "programa ambicioso", aseveran a este periódico, porque "no nos conformamos con lo hecho durante esta última legislatura". En este sentido, desvelan, el objetivo es "tener un acuerdo a lo largo del mes de octubre".

Pero las diferencias con el PSOE son "medulares", califican los de Yolanda Díaz. Concretamente, la "reducción de la jornada laboral, la regulación del despido, el impulso de la conciliación en España y del derecho a acceder a una vivienda" son, al menos por el momento, "materias pendientes". Reconocen, sin embargo, que "en otras cuestiones hemos avanzado de forma significativa".

 

La amnistía, un punto de acuerdo

Lo que más ha llamado la atención de la rueda de prensa posterior al encuentro de este miércoles entre Sánchez y Díaz es el anuncio de que PSOE y Sumar han llegado a un acuerdo en cuanto a la amnistía. Se trata, pues, de un asunto en el que "no tienen discrepancias", desveló el portavoz de Sumar Nacho Álvarez.

Dudas despejadas. Si este martes Pedro Sánchez era incapaz de pronunciar la palabra amnistía, todo indica que la ha aprendido a verbalizar con Yolanda Díaz. Y, por consiguiente, según Sumar, la amnistía está ya encima de la mesa de negociación. No es una novedad, se trataba de la crónica de una amnistía anunciada. 

Yolanda Díaz y Pedro Sánchez "ya están engrasados"

"Junts y PNV no será el freno para un ambicioso acuerdo entre PSOE y a sumar en cuanto al progreso en la agenda social", asegura la misma fuente muy próxima a Yolanda Díaz consultada por este periódico. 

Y es que lo que se hace en La Moncloa queda en La Moncloa. "Las discrepancias entre Sumar y PSOE son cosa de la coalición del Gobierno, no de otras formaciones políticas", sentencian desde Sumar. En otras palabras, lo negociado con Sumar no hace peligrar otros acuerdos que Sánchez consiga con otras formaciones -especialmente con los independentistas- ni viceversa. 

En este sentido, recuerdan los de Yolanda Díaz, "llevamos cuatro años de Gobierno y, por tanto, ya nos conocemos, ya estamos engrasados". "Pero el Gobierno de coalición fue posible porque se pactó unas condiciones para tal Gobierno", inciden. Y esto es lo que buscan, de nuevo, pero ahora con mayor ambición.

Los ministerios, lo difícil: Podemos en la ecuación

"Primero estamos con materia programática pero luego empezaremos a negociar los ministerios porque son una cuestión importante del acuerdo también", no esconden desde Sumar. Los sillones sean, quizás, el más importante escollo con el que se topen. Y no solo entre Sumar y PSOE, llegados a tal punto entrará en juego un tercer y notable actor: Podemos.

"Yo creo que el conjunto de la coalición está al servicio de que haya un acuerdo de coalición, esto es evidente", respondió a ESdiario Nacho Álvarez, portavoz de Sumar, al ser preguntado por tal cuestión. 

No parece, sin embargo, tan sencillo como lo figuran. De la misma forma con la que Yolanda Díaz desterró políticamente a Irene Montero, con una sonrisa, los cinco diputados de Podemos pueden llegar a torpedear la investidura de Pedro Sánchez si los de Ione Belarra no consiguen la ansiada representación en el Gobierno que persiguen. Nada es descartable. Y el tiempo corre.