| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Patxi López.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Patxi López.

El PSOE no digiere la derrota de Sánchez en el debate y lo pagan con Feijóo

Los socialistas pasan al ataque para maquillar lo sucedido en el cara a cara. Los soldados del presidente se enredan hablando de ruido y mentiras mientras Feijóo ya está a otra cosa.

| Raúl Puente España

El tiempo apremia, quedan 10 días para que abran los colegios electorales y mientras el PSOE se lanza a la yugular de Alberto Núñez Feijóo para intentar maquillar la derrota de su líder, el popular ya ha pasado página y sigue adelante hacia el objetivo que ahora mismo está en su cabeza: llegar a La Moncloa. Los soldados de Pedro Sánchez salieron el día después a defender a su jefe y parece que todavía escuece lo que sucedió en el tan comentado cara a cara.

Y es que, los socialistas parecen no haber digerido lo que sucedió en el plató de Antena 3 y siguen tratando de desmerecer a un presidente del PP que, tal y como coinciden la mayoría de analistas, ganó el debate al que tan preparado iba Sánchez y al que tan perdido iba Feijóo. El más vehemente como suele ser habitual ha sido Patxi López. El portavoz del PSOE en el Congreso siempre es el primer caballo de batalla que lanza el socialismo cuando pasan este tipo de cosas. Quizás por esa vehemencia que muestra o tal vez porque cada vez es más difícil defender lo indefendible.

Ruido, barro y mentiras. Posiblemente sean los tres pilares en los que se basan los ataques y las críticas del socialismo hacia Feijóo. “No puede ganar un debate las mentiras”, expresó el propio ex lehendakari horas después del debate. Más tarde, dio un paso más y aseguró que “no puede ganar las elecciones alguien que miente”. Llama la atención que diga esto para defender a Pedro Sánchez, al que se le caen las mentiras de los bolsillos.

 

También dijo que no podía ganar las elecciones alguien que insulta. No sé qué canal estaba viendo Patxi López el lunes por la noche pero, para afirmar eso, seguro que Antena 3 no fue. Si no que diga exactamente el portavoz socialista el minuto y el segundo en el que el popular insultó al jefe del Ejecutivo. Y es que si algo es evidente es que Feijóo es un hombre tranquilo al que no se verá insultando a nadie.

El extraño caso de la encuestas

Dentro de este no saber aceptar la derrota, desde El Español apuntan a una posible alteración de los mismos mediante los denominados bots. Así lo denuncia en Twitter el jefe de opinión de este medio, Cristian Campos, que ha contado el “extraño” proceso que sufrió la encuesta de su medio durante el debate.

Y es que, del 85-15% a favor de Feijóo al principio del debate, acabó con un 61-39% a favor de Sánchez. Desde este medio aseguran que una gran cantidad de participantes en el sondeo vinieron de una misma aplicación (vinculada a afiliados del PSOE) y que votaron varias veces a favor del candidato socialista, hinchando así los resultados. Una tendencia que se vio también en otros medios siendo, según estos resultados, Sánchez el ganador.

Lo que es una evidencia es que se han encallado en los ataques a Feijóo y en intentar desprestigiar su papel en el debate mientras el máximo dirigente del Partido Popular ya ha pasado esa página, centrado en los 10 días que quedan de campaña. Eso sí, tal y como llevan repitiendo desde el 28 de mayo, desde Génova apuntan que hay que ir con “pies de plomo” ante un Sánchez supuestamente herido. Sin embargo, quieren remarcar y recordar que queda mucho partido y a pesar de encuestas, debates y sensaciones, es importante no bajar la guardia para asegurar el cambio de poder en las urnas.