02 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Casado y, al fondo, Teodoro García Egea
Pablo Casado y, al fondo, Teodoro García Egea

El PP lanza una ofensiva por toda España para frenar los indultos de Sánchez

Los de Casado han preparado una movilización para salir a la calle para recoger firmas y también llevarán mociones a los Parlamentos autonómicos pidiendo respeto a la decisión del Supremo.

| Andrea Jiménez España

 

El PP se ha propuesto echar abajo la decisión del Gobierno de indultar a los condenados por el 'procés' y a tal fin ha preparado una gran campaña de movilización que se desarrollará en dos frentes: la calle y las instituciones. El objetivo es claro y rotundo: que Pedro Sánchez respete el dictamen del Tribunal Supremo y no claudique ante el separatismo.

Hasta ahora, los de Pablo Casado habían anunciado una ofensiva parlamentaria en el Congreso e institucional a través de mociones municipales para atacar al Gobierno, pero el viernes dio un giro en su estrategia para sumarse a movilizaciones en la calle.

Así, se anunció que los populares tendrán representación en la concentración convocada por la plataforma Unión 78 -impulsada por Rosa Díaz, María San Gil y Fernando Savater, entre otros- contra esos indultos que se celebrará en la Plaza de Colón el 13 de junio, una convocatoria que secundarán también Cs y Vox y que trae a la memoria la 'foto de Colón' que los tres partidos protagonizaron en febrero de 2019 contra la mesa de diálogo con los independentistas.

En segundo lugar,  Casado anunció que el PP se movilizará recogiendo firmas en la calle alegando que la concesión de esos indultos a los líderes del 'procés' es un "golpe muy duro contra la democracia española".

Como contra la Ley Celaá

Desde Génova se ha aclarado ahora que esa recogida de firmas será "al estilo de la que se hizo recientemente contra la Ley Celáa" y que fue "un éxito" porque "reconectó al PP con la calle" ya que "la gente se acercaba masivamente a las mesas". Solo en Madrid, la formación recogió más de 55.000 firmas dentro de su campaña 'Stop Ley Celáa' para intentar frenar esa reforma educativa del Gobierno.

En esta nueva iniciativa contra los indultos, la dirección nacional del PP implicará a los diputados y los senadores, así como a las estructuras provinciales y autonómicas. También los vicesecretarios y portavoces parlamentarios se volcarán con su presencia en todo el territorio, han precisado las mismas fuentes.

 

Casado ha hecho hincapié en que se opondrá a esos indultos de manera "firme" y "serena". Fuentes del PP han indicado que el partido tiene que dar pasos de manera "cauta" porque aún no hay decisión del Consejo de Ministros sobre los indultos y el PP es "la alternativa" al Gobierno de  Sánchez.

En torno al argumento del "pago político"

En su ofensiva para ejercer "presión" institucional, el PP ya ha empezado a registrar mociones municipales contra los indultos y su intención es llevar también esas mociones a los Parlamentos autonómicos y a las Diputaciones provinciales con el objetivo de que el PSOE se retrate, han informado fuentes del partido.

Según recoge el texto de la moción del PP, el Tribunal Supremo ha dejado en evidencia que la "verdadera intención" del Gobierno al defender el indulto no es otra que su "mera supervivencia política" al recordar que "algunos de los que aspiran al beneficio del derecho de gracia son precisamente líderes políticos de los partidos que, hoy por hoy, garantizan la estabilidad del Gobierno".

Por eso, y ante la "fundada sospecha" de que se trata de "un pago político", el PP insta al Gobierno "a respetar la independencia de las diferentes instituciones del Estado y las decisiones judiciales y a no conceder el indulto a aquellos que han vulnerado -como ha declarado probado el Supremo- no solo la Carta Magna sino también otras leyes españolas y que, como han repetido en numerosas ocasiones, pretenden reincidir en el delito de sedición".

 

Además, el PP expresa "su respaldo incondicional y absoluto a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico español como garantes de la integridad y unidad de la nación y del Estado de Derecho y la democracia".

La batería de medidas irá contrarrestada, no obstante, por la decisión inequívoca del Gobierno de añadir a los indultos una reforma del Código Penal para "abaratar" el delito de sedición: una concesión que, según revela El País este lunes, podría llegar casi al mismo tiempo que las medidas de gracia. Y ello pese a que el separatismo, desde la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultura, ha insistido durante todo el fin de semana en la vía unilateral o la presión en la calle.