| 27 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez en 2018 cuando prometía 'No dejar a nadie atrás'
Pedro Sánchez en 2018 cuando prometía 'No dejar a nadie atrás'

El legado de Sánchez: 11 millones de personas ya se han quedado atrás

Un informe demoledor sale a la luz y sentencia que la pobreza sigue avanzando en España pese a que el Gobierno que pregonaba que nunca dejaría a nadie atrás.

| A. J. España

Nunca dejaría a nadie atrás. Eso decían Sánchez e Iglesias cuando llegaron a la Moncloa. Eran el Gobierno progresista, el de los desfavorecidos, pero la realidad es bien distinta y un informe de Cáritas España así lo corrobora, puesto que ha dejado en evidencia que España cuenta en la actualidad con 11 millones de personas en situación de exclusión, 2,5 millones más que en 2018, cuando Sánchez fue nombrado presidente por primera vez.

Así se desprende de la encuesta FOESSA 2021, realizada a más de 7.000 hogares de todas las comunidades autónomas y cuyos resultados, que se presentarán de forma oficial en enero de 2022, ha adelantado la entidad, en el que se mide el riego de exclusión en función de diferentes variables como el aislamiento social, posibilidades de consumo, acceso a la salud, a la educación, a la vivienda o al empleo.

 Este documento, destaca un empeoramiento generalizado de los niveles de integración para el conjunto de la población. Tal y como ha explicado Thomas Ubrich, técnico del Equipo de Estudios de Cáritas, los hogares con "integración plena", es decir, aquellos que disfrutan de una situación en la que no sufren ningún rasgo indicativo de la exclusión son solo el 42%, una cifra que supone siete puntos menos que el 49% que se registraba hace tres años.

"Una primera conclusión sería que se ha producido un deslizamiento de los diferentes estratos de la sociedad hacia situaciones de mayor precariedad y exclusión social, una fuga imparable hacia una sociedad más desigual donde el grupo que más crece es el de los más desfavorecidos", ha señalado Ubrich.

En este sentido, ha explicado que en este grupo de más afectados se encuentran los hogares que ya no habían mejorado tras la recuperación de la crisis de 2018, las familias numerosas, las monoparentales y los migrantes.

Junto a él, Natalia Peiro, secretaria general de Cáritas Española, ha alertado de que "cuando miramos los datos que nos ofrece la realidad social y de la acción Social de Caritas, observamos que sí se está quedando mucha gente atrás".

Además, ha puesto en evidencia el fracaso de una de las medidas estrella del Gobierno, el Ingreso Mínimo Vital, puesto que "solo el 18,6% de los solicitantes en pobreza severa lo está cobrando y a casi la mitad del total de solicitantes en pobreza severa (el 49%), le ha sido denegado".