| 28 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite.
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite.

La hipocresía de la socialista Chivite con Bildu y los etarras de sus listas

La presidenta de Navarra, que salió elegida gracias a Bildu, afirma que la formación de Otegi lleve en sus listas en el País Vasco a 44 etarras condenados es estrictamente legal.

| Raúl Puente España

La política española se vio agitada este miércoles tras el comunicado del Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco, COVITE, en el que denunciaban su desacuerdo y malestar por el hecho de que EH Bildu lleve hasta 44 personas condenadas por pertenecer a ETA en sus listas electorales. Siete de ellos incluso condenados por asesinatos perpetrados por la banda terrorista.

Formaciones como el Partido Popular, con Alberto Núñez Feijóo y Cuca Gamarra como portavoz en el Congreso a la cabeza, o Ciudadanos, con Inés Arrimadas también desde el altavoz que otorga la Cámara Baja, leyeron la cartilla y pidieron explicaciones a un Pedro Sánchez que, como suele ser habitual, calló y trató de desviar la atención. El presidente quedó mudo y no hizo referencia a una de las noticias del día, pero la ministra de Igualdad, Irene Montero, defendió en los pasillos del hemiciclo que son un partido democrático y por lo tanto están en la libertad de elegir a los candidatos que consideren oportunos.

 

De nuevo, otro ejemplo de blanqueamiento por parte del Gobierno y sus socios de Podemos de una formación evidentemente partidaria de la banda terrorista ETA. Solo hay que ver quienes la forman. Un blanqueamiento que también hace, por interés al igual que Pedro Sánchez, la presidenta de Navarra. María Chivite ganó en 2019 las elecciones gracias a la abstención de Bildu, con los que ha pactado a lo largo de estos años para tenerles contentos. ¿Les suena? Una estrategia al más puro estilo Sánchez.

Sin ir más lejos, hasta cuatro acuerdos presupuestarios han salido adelante en la Comunidad Foral gracias a la unión de los socialistas y los herederos de ETA. Chivite no duda en sacar pecho de esos pactos con los de Arnaldo Otegi ya que los necesita para sobrevivir.

Para intentar salvar la papeleta e intentar quedar bien con todas las partes, Chivite ha optado por una respuesta doble. Por un lado asegurar que no le gusta que estos 44 etarras vayan en estas listas de Bildu para diferentes pueblos y localidades vascas, pero que es "estrictamente legal" que haya asesinos y terroristas optando a cargos públicos.

 

Muchos de estos terroristas intentan hacer ver que están arrepentidos pero no reniegan de su pasado. Simplemente lo hacen para librarse de posibles represalias legales. Muestra de ello es que algunos de ellos van en esas listas con el mote por el que eran conocidos durante su etapa en la banda terrorista. Es algo que apuntan las víctimas: que muy arrepentidos no estarán cuando no reniegan ni de sus motes.

Es el caso de José Antonio Torre Altonaga, 'Medius', suplente nº2 de la lista a la alcaldía de Munguía y que en 1978 dio acceso a la central nuclear de Lemóniz (donde trabajaba) a sus compañeros etarras para que pusieran una bomba que acabaría con la vida de dos personas e hiriera a otras 20. O el de Agustín Muiños Dias, 'Tinin', número 6 en la lista a la alcaldía de Legutiano, en Álava, y condenado por asesinar a tiros en 1983 de José Antonio Julián Bayano, un dependiente de un videoclub simpatizante de Fuerza Nueva.